El Tribunal Superior de Justicia de Navarra anula el proyecto minero en el hayedo de Zilbeti - SEO/BirdLife

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra anula el proyecto minero en el hayedo de Zilbeti

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) en una sentencia publicada hoy anula el proyecto minero autorizado por el Gobierno de Navarra para extraer magnesita en el hayedo de Zilbeti, situado en la ZEC (Zona de Especial Conservación) Monte Alduide. El tribunal consideró que SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide demostraron que el proyecto produciría un impacto inaceptable en el espacio protegido de la Red Natura 2000.

 

Vista del hayedo de Zilbeti. © Ramón.Elosegui- SEO/BirdLife

Vista del hayedo de Zilbeti. © Ramón Elosegui – SEO/BirdLife

SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide muestran su satisfacción por el contenido de la sentencia que acaba de emitir la sala de lo contencioso del TSJN en la que se estima la demanda en su totalidad, condenando al Gobierno de Navarra en costas.

 

Conviene recordar que el Gobierno de Navarra incluyó los hayedos de Zilbeti dentro de la Red Natura 2000, que reúne el conjunto de espacios protegidos europeos con características medioambientales únicas que es necesario conservar y trasmitir a las generaciones venideras. A tal efecto en Gobierno autonómico redactó y aprobó en el año 2005 un Plan de Gestión para crear la Zona de Especial Conservación Monte Alduide, que acoge al hayedo de Antzeri (Legua Acotada, Zilbeti) siendo la primera ZEC que alcanzó este alto grado de protección en reconocimiento de los valores naturales que contiene.

 

Años de oposición al proyecto

El año 2007 la empresa MAGNA anunció que la mina actual de Azcarate (Eugui, Esteribar) se estaba agotando y necesitaba abrir nuevas canteras. Los estudios geológicos realizados le permitieron proponer una nueva cantera en Erdiz (Valle de Baztan) pero la oposición frontal de la sociedad civil les obligó a buscar otro lugar. Así, escogieron Zilbeti, una población con muy pocos vecinos y escasa movilización social. Ambos lugares se encuentran dentro de la ZEC Monte Alduide.

 

Añosos ejemplares de hayas trasmochas en el bosque de Zilbeti. ©SEO/BirdLife

Añosos ejemplares de hayas trasmochas en el bosque de Zilbeti. ©SEO/BirdLife

En 2010 el Gobierno de Navarra aprobó el proyecto minero presentado y emitió una Declaración de Impacto Ambiental favorable, autorizando la explotación minera a pesar de ser una actividad totalmente incompatible con la conservación de estos espacios naturales. Es en ese momento cuando SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide, que reúne a los vecinos de varios pueblos pirenaicos, plantean un contencioso ante el TSJN, que acaba de emitir la sentencia que respalda en la totalidad de los argumentos de ambas organizaciones.

 

Valores ecológicos

La ZEC Monte Alduide reúne una serie de hábitats considerados prioritarios por las Directivas europeas y cobija varios territorios del pico dorsiblanco, una especie declarada en peligro de extinción en Navarra, en donde se encuentran los últimos territorios de este pájaro singular.

Ademas, según los cálculos de nuestros expertos en la superficie de afección de 21 hectáreas de la mina y sus instalaciones, se iban a talar 54.390 hayas de las que 17.306 corresponderían a hayas maduras, muchas de ellas centenarias. La Administración decía que «sólo» se iban a cortar 15.141 hayas, un cálculo erróneo, y muy a la baja, dada la superficie, densidad  y zona del hayedo afectada.

SEO/BirdLife y la Coordinadora Monte Alduide siempre sostuvieron que la empresa disponía de recursos mineros abundantes fuera de los espacios protegidos de la Red natura y que el proyecto de Zilbeti afectaba a la integridad del espacio y no solo a una pequeña parte como argumentaba el Gobierno navarro y la empresa minera. La sentencia nos ahora da la razón de una forma contundente.

 

Reproducción del Guernica pintado por los vecinos sobre las hayas amenazadas por la mina de Magna. ©SEO/BirdLife

Reproducción del Guernica pintado por los vecinos sobre las hayas amenazadas por la mina de la empresa Magna. ©SEO/BirdLife

Ahora es el momento para reconocer que el desarrollo rural de los pueblos pirenaicos navarros no pasa por la minería sino por la necesidad de apoyar iniciativas empresariales en multitud de actividades que son capaces de crear riqueza y bienestar social de una forma compatible con la conservación de estos espacios naturales que son el alma de los navarros.

 SENTENCIA DEL TSJN

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE