Los Gobiernos deben situar la ciencia, la naturaleza y las personas en el centro de sus políticas contra el cambio climático  - SEO/BirdLife

Los Gobiernos deben situar la ciencia, la naturaleza y las personas en el centro de sus políticas contra el cambio climático 

Esta es nuestra posición ante el último informe del IPCC

Hoy, lunes 28 de febrero, el IPCC (siglas en inglés del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) ha publicado su último informe: Cambio Climático 2022: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad. Aprobado por los gobiernos de 195 países, se trata del segundo informe de tres en el ‘Sexto Ciclo de Evaluación’ del IPCC y la recopilación más completa hasta la fecha del conocimiento científico en la materia. 

El documento constata en términos inequívocos que, para limitar el alcance y la severidad de los impactos del cambio climático, es imprescindible avanzar más rápido en esta década en la reducción de las emisiones y en el aumento de la capacidad de los ecosistemas de absorber el exceso de CO2 en la atmósfera, para así evitar que el aumento promedio de la temperatura a nivel mundial se acerque demasiado al umbral peligroso de 2ºC. Asimismo, el informe resalta la urgencia de avanzar en múltiples frentes para adaptar la sociedad, los ecosistemas y las ciudades, y limitar la vulnerabilidad a las consecuencias del calentamiento global. Una vez más, en consonancia con las reivindicaciones de SEO/BirdLife, el informe destaca el papel imprescindible de la conservación de la naturaleza en este enorme reto, y  confirma la especial vulnerabilidad de la región mediterránea al cambio climático desde los puntos de vista social, ambiental y económico,  pero también en lo institucional.  

Conclusiones más importantes del IPCC para SEO/BirdLife  

  • La actual senda insostenible de desarrollo aumenta la vulnerabilidad al cambio climático de los ecosistemas y las personas. 
  • Hacen falta acciones urgentes a corto plazo para reducir las emisiones y reducir la vulnerabilidad. 
  • Resultará menos disruptivo y costoso emprender la necesaria transformación de la sociedad cuanto antes, en una transición integral y flexible con la vista puesta en el medio-largo plazo, en lugar de tomar medidas cortoplacistas para mantener inercias actuales (´mala adaptación´) ante riesgos inmediatos en lugares o sectores aislados. 
  • El cambio climático es una amenaza grave para el medio natural; mantenerlo en un buen estado de conservación es esencial para reducir las emisiones y los niveles atmosféricos de CO2, así como adaptarnos a los impactos del calentamiento global. 
  • Conservar la biodiversidad y los ecosistemas es fundamental para un desarrollo resiliente al cambio climático. Es necesario proteger entre un 20-50% de la superficie de la Tierra y favorecer las soluciones basadas en la naturaleza en el resto del planeta.  
  • Es posible fomentar un desarrollo resiliente al cambio climático si los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado colaboran para tomar decisiones basadas en la ciencia que prioricen la equidad, la justicia y la reducción de los riesgos; también si la acción climática se integra de forma coordinada en todos los niveles de gobierno, los sectores y los horizontes temporales.  

Acción climática en España 

Para SEO/BirdLife es positivo que a nivel estatal se haya aprobado normativa (como la Ley 07/2021 de Cambio Climático y Transición Energética) y varios documentos asociados, para impulsar la acción climática, además de destinar una proporción importante de los fondos de recuperación a este fin. No obstante, falta todavía desarrollar importantes aspectos del marco institucional frente al cambio climático. Por ejemplo, SEO/BirdLife reclama la puesta en marcha en 2022 del comité de expertos previsto por la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, y una coordinación más estrecha entre ministerios estatales y gobiernos autonómicos para desarrollar una política agraria más alineada con los objetivos para el clima, la biodiversidad y los ríos, acuíferos y humedales protegidos.  

Mapas climáticos por comunidades autónomas 

Las comunidades autónomas tienen un papel clave a la hora de implantar las políticas de cambio climático en el territorio. Hoy con motivo del lanzamiento del informe del IPCC, SEO/BirdLife publica dos mapas que comparan a nivel autonómico, por un lado, las leyes de cambio climático y, por otro, las estrategias y planes de adaptación, basados en información publicada en las páginas web de las comunidades autónomas.  

Mapa 1. La situación en materia de adaptación al cambio climático es mejor, con la situación en Castilla y León pendiente de la formación de un nuevo Gobierno, mientras en Asturias, Cataluña, La Rioja y Madrid los planes o estrategias se encuentran en fase de estudios previos o tramitación. El resto de las autonomías cuentan con documentos en vigor con horizonte 2030 o, en los casos de Euskadi, Galicia y Navarra, 2050.

Mapa 2. Según este análisis, algunos territorios como Baleares, Cataluña o Andalucía cuentan con leyes de cambio climático ya aprobadas y en fase de desarrollo posterior; otros, como Asturias o Madrid, no tienen proyectos normativos de este tipo. En el resto, las leyes se encuentran en varias fases de elaboración o tramitación.

Según David Howell, responsable de Clima y Energía de SEO/BirdLife “El informe del IPCC pone el foco en la responsabilidad de las instituciones públicas frente al cambio climático. Entre las tareas pendientes para el Estado, es especialmente urgente impulsar el Comité de Personas Expertas de Cambio Climático y Transición Energética,  un órgano que será responsable de evaluar que las políticas y medidas en materia de clima son coherentes con la urgencia y ambición que nos marca la ciencia. A nivel autonómico, además de contar con leyes, estrategias y planes de acción climática con horizonte 2050, es esencial publicar indicadores de progreso para medir el éxito de las políticas públicas y rendir cuentas ante la sociedad”.   

Una vez más, SEO/BirdLife resalta la importancia de reducir las emisiones con un despliegue de las energías renovables respetuoso con la naturaleza. Es una cuestión que tanto el IPCC como el IPBES, su homólogo en el ámbito de la biodiversidad, vienen evidenciando desde hace tiempo. Por ello, para la ONG ambiental, es perentorio que las comunidades autónomas, en el ejercicio de sus competencias y siguiendo el mandato de la ley de cambio climático, publiquen mapas vinculantes que ordenen el despliegue renovable, evitando que estas necesarias infraestructuras se instalen en zonas de alto valor ecológico

Además, es urgente limitar la huella climática de nuestro país en el exterior asociada a la demanda de alimentos y piensos importados procedentes de zonas deforestadas, o de la explotación de combustibles fósiles en el exterior por empresas de origen español. Y como SEO/BirdLife ha alertado recientemente en el Libro Rojo de las Aves de España, hacen falta acciones urgentes para conservar la biodiversidad, aliado clave en la lucha contra el cambio climático, y a la vez muy amenazada por el calentamiento global y sus consecuencias.  

Un desafío global con soluciones locales 

El cambio climático es un desafío global que requiere de soluciones locales y por eso el Grupo de Trabajo II del IPCC ofrece amplia información regional que ayude a conseguir un Desarrollo Resiliente al Clima, todo un reto con el calentamiento ya actual.  

En esta visión, SEO/BirdLife ofrece, como ejemplo, una panorámica regional parcial –de calentamiento, impactos y adaptaciones- poniendo el foco en cinco comunidades autónomas de España: Andalucía, Asturias, Cantabria, Galicia y Comunidad Valenciana.    

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, concluye: “Es hora de afrontar cambios profundos imprescindibles en los sectores y territorios más vulnerables al cambio climático, como el turismo, la costa, las montañas, las ciudades, o el agua y el sector agrario. Cada año que pasa hace que la necesaria transformación sea aún más disruptiva, costosa y difícil. De acuerdo con este informe del IPCC, si empezamos ya, y cada departamento de cada Gobierno en nuestro país hace su parte para situar la naturaleza y la ciencia en el centro de la lucha contra el cambio climático, estaremos todavía a tiempo de limitar sus impactos y nuestra vulnerabilidad”.  

«Pero hace falta más. necesitamos paz. Para afrontar la emergencia climática y de biodiversidad, la cooperación pacífica entre naciones es un elemento crucial. El informe del IPPC representa precisamente el poder de esa colaboración entre pueblos. Todos los esfuerzos para abordar esta crisis dependen de que exista libertad para debatirla y de un ecosistema saludable de la sociedad civil: ONGs, medios de comunicación libres, políticos responsables y científicos que puedan hablar libremente», añade. 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE