Hace falta una completa transformación económica, social y política en los próximos nueve años para evitar los peores impactos del cambio climático - SEO/BirdLife

Hace falta una completa transformación económica, social y política en los próximos nueve años para evitar los peores impactos del cambio climático

Valoramos el último informe del IPCC ante sus alarmantes evidencias científicas

Ante las tajantes conclusiones del último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), SEO/BirdLife urge a las administraciones y sectores económicos españoles a abordar, en los próximos nueve años, una profunda transformación económica, social y política para evitar los peores efectos del calentamiento global que, según la comunidad científica, podría alcanzar puntos de no retorno, incluso en el escenario de mayor ambición frente al cambio climático.

La ONG ambiental denuncia la irresponsabilidad de aquellos actores que, a pesar de las concluyentes evidencias que ha venido ofreciendo la comunidad científica en las últimas décadas, siguen poniendo obstáculos, cuando no cuestionando, la necesidad de actuar de forma urgente y transversal, para activar cambios profundos en cada consejo de administración, cada Gobierno y cada parlamento, en todos los niveles.

SEO/BirdLife destaca el papel fundamental que tiene la conservación de la biodiversidad como primera línea de defensa contra el cambio climático, y lamenta que las recetas que se están poniendo encima de la mesa para frenarlo obvien esta cuestión. Ocurre en los casos del despliegue renovable, la continuada expansión de aeropuertos y carreteras, la industrialización de la producción agraria o la defensa desesperada de retaguardia de los combustibles fósiles, que se están desarrollando tanto en nuestro país como a escala internacional. En demasiadas ocasiones, la aplicación de estas viejas recetas afecta de lleno a espacios protegidos y especies amenazadas, generando más problemas que soluciones.

“No cabe duda de la necesidad de actuar, no cabe duda de que hay que trabajar con absoluta celeridad. Pero activar la acción climática y actuar rápido ya no basta. La Ciencia nos ha dicho claramente que tenemos apenas nueve años para intentar evitar situaciones de no retorno. Solo tenemos una oportunidad y por eso hay que hacerlo, además de rápido, bien y en todos los frentes, entendiendo que la transición ecológica no se limita a cambiar combustibles fósiles por renovables, sino que tiene que suponer un profundo cambio de modelo. Necesitamos nada menos que una transformación total de la economía, el comercio, el consumo, la política y nuestro estilo de vida en la próxima década, empezando hoy mismo. Para tener calidad de vida, será preciso situar a las personas y a la naturaleza en el centro”, señala Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) ha presentado esta mañana la primera parte de su Sexto Informe de Evaluación, el primero de este tipo desde el Acuerdo de París, donde muestra el estado de conocimiento de la base física del cambio climático, sus causas, sus características y sus implicaciones para el clima en el futuro.

Impactos que durarán siglos o milenios
El informe señala con nitidez el enorme alcance y peligro del impacto del ser humano en todos los sistemas planetarios, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero (principalmente el CO2, el metano y el óxido nitroso), impactos que durarán siglos e incluso milenios. El panel también identifica con claridad la necesidad de acelerar sustancialmente la reducción de las emisiones de estos durante esta década -hasta 2030- para mantener la posibilidad de no sobrepasar el umbral de 1,5ºC marcado por el Acuerdo de París.

 

“Este informe debe ser fuente de lectura, reflexión y debate obligado para cualquier responsable político o empresarial, en gobiernos o consejos de administración, en parlamentos o en juntas de accionistas. Para que reaccionen de forma coherente con la ciencia sin más dilaciones. El lema ‘Ni un grado más, ni una especie menos’ es más necesario que nunca”, añade Ruiz.

Las evidencias de mayor impacto, según SEO/BirdLife
Entre las numerosas novedades y datos actualizados de interés en este informe SEO/BirdLife destaca los siguientes:

-Aparte de ser tajante sobre el origen humano del cambio climático, el IPCC señala la influencia cada vez mayor del calentamiento global en la creciente distribución, frecuencia y severidad de eventos extremos (sequías, tormentas, temperaturas altas, inundaciones) con la región mediterránea muy vulnerable en términos de calor y sequía.

-El informe presenta cinco escenarios de posibles sendas de reducción de emisiones y explica que, incluso en el más ambicioso, existe la posibilidad de sobrepasar el umbral de 1,5ºC para 2040, para luego empezar a bajar para finales de este siglo.

-El IPCC identifica el decenio hasta 2030 como ‘década crucial’: en el mejor escenario, haría falta lograr una parte importante de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano para 2030. Es el caso tanto para el CO2 (combustibles fósiles, industria, destrucción de bosques y humedales, degradación del suelo), como para el metano (ganadería, residuos, combustibles fósiles), y el óxido nitroso (fertilizantes de síntesis, vehículos de combustión).

La ciencia ha hablado, ahora tienen que actuar los políticos (Hoesung Lee, presidente del IPCC)

 

-Es probable que el Ártico se quede prácticamente sin hielo al menos una vez antes de 2050, incluso bajo el escenario más ambicioso de descarbonización.

-Cuanto mayores sean las emisiones y el calentamiento, menor será la proporción de carbono absorbido por los sumideros naturales (océano, bosques, suelos, humedales)
Incluso en el mejor escenario, con el calentamiento ya en regresión para finales del siglo, habrá cambios, como la subida del nivel del mar, calentamiento y acidificación del océano, merma o desaparición de masas de hielo, que durarán entre siglos y milenios.

La subida del nivel del mar seguirá con casi total seguridad durante el resto del siglo XXI y para al menos los próximos 20 siglos, llegando incluso en el escenario más bajo de emisiones a subir 10-25 cm más para 2050 y 28-55 cm para finales del siglo.

-El IPCC no descarta llegar a puntos de no retorno (‘tipping points’) con efectos abruptos y severos en determinados sistemas planetarios, como por ejemplo el colapso de la corriente del Golfo y su sistema de circulación oceánica asociado, la mortalidad forestal masiva o el deshielo repentino de la Antártida. Incluso en el escenario más ambicioso de reducción de emisiones, la corriente del Golfo se verá debilitada a lo largo del siglo XXI.

Implicaciones para España
Entre los datos regionalizados presentados, destaca para España la especial vulnerabilidad de la región Mediterránea o de Europa a extremos de calor, sequía e inundaciones cada vez más frecuentes y severos. “Esto confirma la gravedad de la amenaza del calentamiento global para la biodiversidad de España, a su vez un aliado imprescindible en la lucha contra el cambio climático”, apunta David Howell, responsable de Clima y Energía de SEO/BirdLife. “Además -continúa- nuestras ciudades, agricultura y ganadería son fuentes importantes de emisiones pero también son sistemas enormemente vulnerables, a los que se unen los sectores económicos como el portuario, turístico y pesquero, muy sensibles a la subida del nivel del mar y la acidificación, calentamiento y desoxigenación del océano”.

 

Asimismo, el IPCC señala la vulnerabilidad de los sumideros naturales a los impactos del calentamiento global, sobre todo con las sendas más altas de emisiones. Estos ecosistemas ricos en carbono, dominados en España por los bosques y pastos arbolados, son vitales para el objetivo de emisiones ‘neto cero’. Ya en su reciente informe junto con el IPBES, el IPCC alertaba de que solo haciendo esfuerzos adicionales por la conservación y restauración de estos ecosistemas, pueden jugar su mejor papel, y solo en los escenarios más bajos de emisiones, como apunta el IPCC. También para SEO/BirdLife es fundamental doblar los esfuerzos en el comercio para reducir las presiones sobre los sumideros naturales en otros países, por ejemplo reduciendo la destrucción de las selvas tropicales asociada a la importación a Europa y España de piensos de ganado o aceites vegetales.

Indicadores clave para una `década crucial´: cada tonelada emitida o evitada importa

Para SEO/BirdLife, gracias a avances muy importantes en los últimos tres años, España ya cuenta con algunas de las herramientas básicas necesarias para hacer su parte del esfuerzo internacional por reducir las emisiones y así limitar el aumento de la temperatura y la vulnerabilidad del ser humano a los impactos del cambio climático. No obstante, faltan elementos clave, indicadores vitales para la ‘década crucial’ identificada por el IPCC y muchos de ellos reclamados de forma continua por SEO/BirdLife. Entre ellos:

-Poner en marcha en este año 2021 y con recursos e independencia suficientes, el Comité de Personas Expertas en Transición Energética y Cambio Climático, para que España cuente con su propia versión del IPCC.

-Revisar al alza los objetivos de reducción de emisiones del PNIEC y la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, para 2023 como tarde.

-Garantizar el buen estado de conservación de la biodiversidad, algo especialmente urgente en los humedales, los agrosistemas y el medio marino de nuestro país.

-Resolver antes del 2023 los problemas creados por la falta de planificación y zonificación de las energías renovables, para así avanzar con un despliegue rápido de estas tecnologías que sea responsable con la biodiversidad y el territorio.

-Diseñar y aplicar una nueva política agraria y alimentaria para el periodo 2023-2027 que incentive muy claramente la reducción de las emisiones, la retención del carbono y la conservación del medio natural, sobre todo en la conservación del suelo y la reducción de la producción industrial y consumo de carne y lácteos y del uso de fertilizantes de síntesis.

-Orientar la fiscalidad hacia un modelo que grave las emisiones y desgrave la descarbonización, sin perjudicar a colectivos y territorios vulnerables, empezando con los presupuestos públicos para el año 2022.

-Dentro de dos años, orientar el mercado eléctrico de forma definitiva hacia objetivos 100% renovable, más descentralizado, participado desde la sociedad y menos caro.

-Introducir mecanismos en todos los gobiernos -a niveles estatal, autonómico y municipal- para garantizar la coherencia de todas las políticas y decisiones con la emergencia climática planteada por la ciencia en este informe, por ejemplo en el marco del Plan de Recuperación. La expansión propuesta de los aeropuertos de Madrid y Barcelona es un ejemplo que va en dirección contraria y que se une a otros muchos.

-Partiendo de la Asamblea Ciudadana, impulsar un gran debate nacional en todos los frentes posibles, y apoyado en una campaña de comunicación global (al estilo de la del tabaco o de los accidentes de tráfico), que ponga el cambio climático en primera línea de reflexión política, mediática y social, y que “oficialice” el fenómeno a pie de calle.

Para Howell, “hay que mostrar más liderazgo, solidaridad y esfuerzo diplomático desde los países industrializados para desbloquear los asuntos que impiden el progreso. Los países del G20 (con España como invitado) suman casi el 80% de las emisiones mundiales y la comunidad internacional necesita ver compromisos totalmente transformadores en el G20 en Roma a finales de octubre, en víspera de la COP26. Sin ellos, este grupo quedará deslegitimado para ejercer el liderazgo mundial sobre el modelo económico y de comercio. Toca ya pasar a otros liderazgos, por parte de los países que hacen más por proteger el clima, la biodiversidad y el bienestar humano”.

Campañas e iniciativas de SEO/BirdLife ante la emergencia climática

Renovables Responsables

Ley de Cambio Climático

PorOtraPAC

Related Posts
X
HAZTE SOCIO