La Junta de Andalucía debe evitar que la ley del más fuerte decida las ubicaciones de las renovables - SEO/BirdLife

La Junta de Andalucía debe evitar que la ley del más fuerte decida las ubicaciones de las renovables

Así se lo ha hecho saber SEO/BirdLife ante un despliegue de energías renovables que está poniendo en riesgo su patrimonio natural

La anunciada “Revolución Verde” que plantea el Gobierno que preside Juan Manuel Moreno Bonilla no será tal si la Junta, tal y como ha solicitado SEO/BirdLife de forma reiterada desde 2018, no desarrolla una planificación adecuada que marque claramente a los promotores aquellos lugares que no son compatibles con la instalación de una planta de energías renovables, debido a su impacto sobre la naturaleza andaluza. De hecho, la administración andaluza ha dado marcha atrás al único avance dado en este sentido, retirando una guía y un mapa cuyo objetivo era orientar a promotores y técnicos de la administración en la evaluación de las ubicaciones de los proyectos de plantas solares.

“SEO/BirdLife muestra su preocupación ante esta decisión, pues no va en beneficio ni del despliegue renovable, ni de la lucha contra el cambio climático, ni de la necesaria protección del patrimonio natural. Hemos pasado de contar con un documento orientativo e insuficiente a legitimar una suerte de sálvese quien pueda. Se trata de un problema cuyos impactos sobre la biodiversidad pueden y deben minimizarse con una adecuada planificación territorial y, sin embargo, parece que el Ejecutivo andaluz prefiere que impere la ley del más fuerte”, explica el delegado de la organización en Andalucía, José Eugenio Gutiérrez. Y añade: “No se entiende que semejante despliegue, que va a cambiar drásticamente el entorno rural andaluz, se haga de la noche a la mañana sin un debate previo de las partes interesadas, sin una planificación territorial y sin la participación de la sociedad civil”.

“A principios de enero, trasladamos al Gobierno andaluz propuestas para mejorar la guía. Primero, introduciendo cambios en la zonificación que la dotaran de mayores garantías para preservar la biodiversidad de Andalucía y, segundo, pidiendo que el uso de la guía por parte de los técnicos de la administración andaluza fuese una instrucción vinculante, evitando así discrecionalidad administrativa y proporcionando seguridad jurídica, cuestiones del máximo interés, tanto para la administración responsable, como para los propios promotores e inversores de renovables”, afirma el delegado de SEO/BirdLife.

Paisaje agroestepario ©SEO/BirdLife

La mitad de los proyectos analizados, en zonas con presencia de esteparias
De los 15 últimos proyectos renovables en tramitación que SEO/BirdLife ha analizado, ocho se ubican en zonas estratégicas, establecidas por la propia Junta en su Programa de Actuación del Plan de Recuperación y Conservación de las Aves Esteparias de Andalucía1, las ZAPRAE, indispensables para la protección del grupo de aves más amenazadas de Andalucía. De hecho, de las siete especies de aves que están incluidas en este Plan, cinco están representadas en estas zonas donde se han proyectado varios parques solares fotovoltaicos. Se trata de zonas fundamentales para la supervivencia de especies protegidas como la avutarda, el sisón, la ganga ortega o el aguilucho cenizo.

De estos ocho casos, seis se ubican, además, sobre Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, por sus siglas en inglés), una figura establecida por BirdLife International para identificar, siguiendo criterios técnicos validados científicamente, las zonas más importantes para las aves en todo el mundo y que SEO/BirdLife desarrolla en España. De hecho, las IBA han sido empleadas como elemento probatorio por la Comisión Europea y han servido para que la propia Junta de Andalucía configure sus espacios protegidos dentro de la Red Natura 2000.

Son, en concreto, las IBA El Temple-Lomas de Padul, en Granada; la de Sierra Alhamila-Campo de Níjar-Sierra de Cabrera, en Almería; la de Desierto de Tabernas, también en Almería y a la que afectan dos proyectos; la de Campiña de Jaén, y la de Campiña Alta de Córdoba.

Avutarda

Más aún, el proyecto de Jaén, una provincia donde apenas quedan ya espacios para las aves esteparias (el 90% de su superficie agraria útil está ya ocupada por el olivar y otros cultivos leñosos), cuenta ya con declaración ambiental favorable por parte de la administración andaluza. Es decir, el proyecto cuenta ya con el visto bueno ambiental para finalizar su tramitación. El resto están a la espera de evaluación ambiental por parte de la administración andaluza.

 

Amenaza reconocida, pero aceptada
Se da la circunstancia de que el propio Plan de recuperación y conservación de aves esteparias identifica como una amenaza la instalación de plantas fotovoltaicas. De hecho, achaca esta amenaza, entre otras cuestiones, a que se trata de suelos más asequibles dada la baja rentabilidad del cereal en comparación con otros cultivos, una cuestión que debería ser atendida por la Política Agraria Común, ya que el mantenimiento de estos paisajes cerealistas es clave para el mantenimiento del patrimonio natural andaluz y la conservación de estas especies.

“Lejos de asegurar una planificación adecuada, el actual sistema de tramitación de proyectos de energías renovables en Andalucía está generando situaciones en las que el mismo Gobierno, que ha identificado previamente una zona para proteger a aves esteparias, autoriza en ese espacio una ocupación industrial que ha señalado específicamente como una amenaza para estas aves. Esta kafkiana circunstancia no solo pone en riesgo el patrimonio natural andaluz sino la propia credibilidad de un Gobierno que quiere abanderar el desarrollo renovable en la región como palanca de la recuperación económica”, apunta Gutiérrez.

Por ello, SEO/BirdLife reitera, una vez más, su petición a la Junta: es preciso establecer herramientas de planificación claras para las renovables, incluyendo y mejorando el mapa retirado, y es necesario dotar de más personal y recursos a las unidades encargadas del análisis y tramitación ambiental de los proyectos para garantizar la correcta aplicación de la normativa en materia de evaluación de impacto ambiental. Mientras esto no ocurra, el Gobierno debería actuar de forma responsable, paralizando cautelarmente la tramitación masiva y sin garantías ambientales de proyectos en zonas sensibles.

En lugar de retirar la guía y su cartografía asociada, es preciso mejorarla
A principios de enero, SEO/BirdLife trasladó al Ejecutivo que preside Moreno Bonilla una veintena sugerencias para mejorar la guía y el mapa orientador de ubicaciones a proyectos renovables. Además de proponer que el documento sea vinculante, convirtiéndolo como mínimo en una instrucción para todos los técnicos de la Junta, la organización conservacionista reclama, entre otras cuestiones, que las IBA y las ZAPRAE figuren como zonas excluidas para la instalación de parques solares fotovoltaicos, y se tengan en cuenta las poblaciones de cernícalo primilla y carraca, que actualmente no se incluyen en el documento.

Asimismo, SEO/BirdLife propone que se establezca claramente que solo se podrán declarar “de interés estratégico para Andalucía”, figura que permite la simplificación de la tramitación administrativa, aquellos proyectos que sean medioambientalmente sostenibles, cuestión que, además, figura expresamente en la legislación vigente en nuestra comunidad autónoma.

SEO/BirdLife trabaja desde 1993 por unas renovables responsables

Las energías renovables son una parte fundamental de la solución a la crisis climática, pero, si se ubican en espacios de alto valor natural, contribuyen a la destrucción de la biodiversidad, que también es fundamental para frenar el cambio climático, afrontar la recuperación post-COVID 19 e imprescindible para asegurar calidad de vida a la ciudadanía y a las generaciones futuras. 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE