Los incendiarios y la mala gestión prenden la sierra madrileña - SEO/BirdLife

Los incendiarios y la mala gestión prenden la sierra madrileña

El Grupo Local de SEO-Sierra de Guadarrama emite un comunicado de valoración y denuncia sobre los incendios recientes en la sierra madrileña, muchos de ellos intencionados.

 

Desde el Grupo Local SEO-Sierra de Guadarrama queremos condenar la situación que estamos viviendo este verano del 2013, en la Sierra Oeste de Madrid, con los diversos incendios forestales que están ocurriendo allí y en sus zonas aledañas.

 

Incendio en la sierra oeste madrileña. ©SEO-Guadarrama

 

Mostramos nuestra preocupación debido a que estos graves acontecimientos están afectando de lleno a valores de alto valor ecológico, sobre todo a la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA 56) de los Encinares del Río Cofio y Alberche, además de ser Área de Importancia para las Aves (IBA 070), y Zona de Especial Conservación (ZEC). Estos territorios albergan importantes poblaciones de águila imperial ibérica (Aquila adalberti), buitre negro (Aegypius monachus) y cigüeña negra (Ciconia nigra) entre otros, siendo lugares de cría, caza, campeo, y dispersión de las especies citadas.

 

Queremos transmitir nuestro apoyo además, a todos los vecinos afectados por estos incendios, que nosotros mismos estamos sufriendo y viviendo con temor e incertidumbre. También queremos resaltar la labor de retenes, bomberos y agentes forestales, entre otros, que están desempeñando una labor intachable en sus actuaciones, evitando en muchas ocasiones que algunos pequeños conatos se hayan convertido en importantes incendios, y que otros no hayan pasado a convertirse en auténticas catástrofes en estas importantes zonas naturales de nuestra región.

 

Desde el Grupo Local SEO-Sierra de Guadarrama, entendemos que en estas situaciones están influyendo muchos factores, pero habría que destacar tres, que nos llevan a las siguientes reflexiones.

1- Hay que tener en cuenta que hemos tenido una recta final de primavera bastante húmeda y,  con la aparición casi repentina del verano, la vegetación de nuestros campos, caminos, y márgenes de carretera estaba exuberante. Esto se ha convertido en un peligro grande para los incendios forestales. Este año se tendría que haber reforzado mucho más la limpieza de los montes, cosa que no se ha hecho hasta prácticamente estos días, desconocemos si debido a los recortes que se están sufriendo en todos los ámbitos de la sociedad. Además, hay que tener en cuenta los recortes de personal, o los refuerzos no llegados a las Brigadas de Incendios Forestales, que están denunciando desde hace tiempo las propias personas de ese ámbito.

 

2- Teniendo el caldo de cultivo, lo único que falta es la presencia de uno o varios incendiarios en nuestra zona, que saben lo que hacen y cómo prender no sólo un fuego, sino provocar los incendios forestales. Según las últimas informaciones se sospecha que la persona o personas responsables del incendio del año pasado entre Valdemaqueda, Robledo de Chavela, y Santa María de la Alameda, que se llevó por delante 1.200 hectáreas, está detrás de los incendios provocados este año, en un nuevo intento en Valdemaqueda con cinco hectáreas, en Navas del Rey con cuatro hectáreas y siete focos distintos, en Chapinería con unas 30 hectáreas. Incluso podría estar implicado en el intento de reavivar el incendio brutal de Almorox, prendiendo tres focos distintos en diferentes días a la altura de Cadalso de los Vidrios (al norte de dicho incendio), cuando este ya se encontraba controlado, y otros cuatro intentos de incendio en Colmenar del Arroyo. Ante esta situación, sólo tenemos que indicar que deseamos que se esclarezca todo pronto con las investigaciones que se están llevando a cabo, y que sean detenidos y juzgados con el máximo peso de la ley los responsables de estas barbaries que están arrasando no sólo el monte, si no granjas con ganado, huertas, casas, y poniendo en peligro a los propios vecinos del entorno.

Desde nuestro Grupo Local solicitamos a cualquier vecino de la zona que si ve algo sospechoso lo haga saber de inmediato a los Agentes Forestales o a la Guardia Civil. También nos ofrecemos ofrecemos a colaborar de cualquier manera que pudiéramos para terminar de una vez por todas con estas situaciones.

 

3.- Hay que añadir además que las negligencia están provocando incendios. Hablamos del incendio producido en Valdemorillo, debido a unas obras que se estaban produciendo en un chalet, y que se llevó por delante 600 hectáreas. Otra vez insistimos en que no nos podemos quedar en lo casual del hecho, o en que se aplicará la ley sobre los responsables, porque es un claro ejemplo del riesgo y el peligro real que lleva la ubicación de determinadas urbanizaciones diseminadas entre el monte natural de nuestro entorno. Tenemos que ser conscientes de que el desarrollo sostenible y respetuoso con nuestro entorno natural no es un capricho, es por nuestra propia seguridad, la de todos. Por último, el incendio más grande de todos, al final concentrado en Castilla la Mancha, en su límite con la zona Suroeste de Madrid, se ha llevado por delante 1.400 hectáreas, y han peligrado de nuevo urbanizaciones en medio de encinares y de pinares. Pero en este caso, lo más grave de nuestro punto de vista ha
sido la supuesta causa del incendio, las chispas de una máquina que desbrozaba las hierbas del margen de una carretera. No entendemos cómo desde las consejerías de Medio Ambiente, juntas de gobierno o ayuntamientos implicados en estos desbroces se puedan autorizar u ordenar los mismos en pleno mes de julio, en un día declarado de “Muy Alto Riesgo de Incendio Forestal”, con un aire caliente y constante, con más de 30ºC de temperatura, y con una humedad muy baja. Lo más fácil con esas condiciones es provocar un incendio utilizando ese  tipo de maquinaria.

 

Por ello pedimos que se asuman las responsabilidades y se actúe en consecuencia, dentro de las administraciones que corresponda. Además, pedimos sentido común al resto, ya que sin ir más lejos el día del incendio en Chapinería (18 de julio), una máquina de esas características estaba realizando los mismos trabajos que llevaron a provocar el incendio de Almorox, en un día también declarado de “Muy Alto Riesgo de Incendio Forestal”, en la carretera M-507.

Desde SEO-Sierra de Guadarrama, deseamos a todos un feliz verano, sin ningún incendio forestal más y sobre todo con mucho sentido común. Reiterando la petición de cualquier persona y la nuestra propia, de máxima colaboración ante estas situaciones de Alto Riesgo para el medio natural, y para nuestra propia seguridad. Sin olvidarnos que todos tenemos que asumir nuestras responsabilidades en este sentido, ya que hay en determinados factores, que no se pueden asumir recortes, porque no son gastos, son seguridad para la población y su entorno.

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE