Las evaluaciones de impacto ambiental realizadas en los parques eólicos del nudo Villameca (León) son deficientes - SEO/BirdLife

Las evaluaciones de impacto ambiental realizadas en los parques eólicos del nudo Villameca (León) son deficientes

Ante la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, SEO/BirdLife hace pública la siguiente nota aclaratoria. El 1 de octubre se ha notificado una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que revocaba la Sentencia de 25 de Octubre de 2012, dictada en primera instancia por el Juzgado de lo Contencioso–Administrativo número 2 de León, por la que se anuló la autorización de la Subestación eléctrica de Villameca.

 

Macho de urogallo, una especie clave que habita en la zona afectada por los desarrollos eólicos. © Juan Varela

Macho de urogallo, una especie clave que habita en la zona afectada por los desarrollos eólicos en León. © Juan Varela

 

 

Se trata del primer pronunciamiento judicial del TSJ que recae sobre una infraestructura eléctrica de evacuación del nudo eólico de Villameca, ya que hasta la fecha, la totalidad de sentencias que se han dictado se han ocupado exclusivamente de los parques eólicos propiamente dichos, con un balance muy claro: siete parques eólicos fueron declarados ilegales (Valdesamario, La Espina, Peña del Gato, Quintana, Curueña II, Villabandín II y Murias 2). El TSJ declaró que la Evaluación de Impacto Ambiental realizada había sido deficiente, por haberse autorizado proyectos sin valorar la proximidad, en algunos casos inmediata colindancia, de otros parques promovidos simultáneamente en el tiempo por los mismos grupos empresariales. De estas siete sentencias, cuatro de ellas son ya firmes, habiéndose recurrido al Tribunal Supremo únicamente tres de estos pronunciamientos, los que afectan a las autorizaciones de proyectos que, a pesar de haber sido anuladas, fueron construidos y continúan en funcionamiento (Valdesamario, La Espina y Peña del Gato).

 

 

Precisamente, se puede informar que la semana pasada, la Consejería de Economía y Empleo desistía del recurso sobre el parque eólico de Valdesamario, a pesar de haber anunciado la preparación del mismo junto con la mercantil promotora.

 

Aunque el Tribunal Supremo inicialmente notificó el apartamiento de la Junta de Castilla y León del recurso de casación contra la sentencia del TSJ que anuló el parque eólico de Valdesamario, hoy mismo (2 de octubre de 2014) el Tribunal Supremo ha notificado un decreto rectificando y admitiendo la interposición del recurso presentado y registrado por error con otro nombre. En consecuencia, la Junta de Castilla y León sigue personada en el recurso de casación debiendo resolver el Tribunal Supremo sobre la legalidad de la autorización de dicho parque, aunque a la vista de los previos pronunciamiento del alto Tribunal SEO/BirdLife confía en que la sentencia vaya en la misma línea.

En este mismo sentido, la propia Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, anuló por sí misma las autorizaciones de otros cuatro parques pertenecientes a este mismo nudo eólico: Curueña I, Villabandín I, Salce y San Feliz. En dichas Ordenes anulatorias se asumía de forma expresa la inadecuada Evaluación de Impacto Ambiental a la que se habían sometido los proyectos, en similares términos a los establecidos por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en sus otras siete Sentencias.

 

El último pronunciamiento del TSJCyL relativo a la Subestación de Villameca, no implica ningún cambio de la doctrina establecida por este mismo órgano judicial en cuanto a la nulidad de las autorizaciones para proyectos que no han llevado a cabo una adecuada Evaluación de Impacto Ambiental, toda vez que en ningún caso se ha interpretado por los tribunales que la tramitación del conjunto de infraestructuras se haga como un único proyecto técnico, sino que los jueces afirman que el impacto ambiental de los mismos debería haber sido valorada de forma integrada, considerando todos los elementos que concurrían en un mismo espacio. Doctrina ésta que, por otra parte, y a la espera de los próximos pronunciamientos, ya fue refrendada por el Tribunal Supremo en el año 2011 al reafirmar la suspensión cautelar de cuatro parques eólicos acordada en primera instancia por el TSJCyL, Salce, Villabandín 1, Curueña 2 y Villabandín 2.

 

Cabe recordar que los parques eólicos Valdesamario, La Espina y Peña del Gato, que escaparon del control jurisdiccional del resto de proyectos, burlaron la suspensión cautelar de sus autorizaciones al ser construidos y finalizados al amparo de la política de hechos consumados, ejecutándose sus obras en periodos expresamente prohibidos por sus Declaraciones de Impacto Ambiental, o sin contar con las autorizaciones pertinentes, reconocimiento de esta ilegalidad que se tradujo en la incoación de hasta seis expedientes sancionadores por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

 

Los hechos confirman que el TSJ y el TS han declarado de forma unánime hasta la fecha que las Evaluaciones de Impacto Ambiental realizadas de los Parques Eólicos del nudo Villameca han sido deficientes y, por tanto, ilegales.

 

Probablemente, los daños que la ejecución de algunos de estos proyectos han supuesto sobre la población de urogallo cantábrico más meridional del mundo, sea ya irreversible; existiendo un consenso en la comunidad científica acerca de la total incompatibilidad de este tipo de intervenciones en el medio y de la práctica unanimidad de los pronunciamientos judiciales recaídos sobre los proyectos que forman parte del nudo eólico de Villameca, declarando la ilegalidad de los mismos.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE