Cuidando al chorlitejo, cuidamos de nuestras playas - SEO/BirdLife

Cuidando al chorlitejo, cuidamos de nuestras playas

Durante las últimas décadas, el chorlitejo patinegro se ha concentrado para nidificar en playas naturales donde las molestias humanas son reducidas y hay pocos depredadores. Sin embargo, los datos de los últimos años indican que las poblaciones cada vez disminuyen más.

Su recuperación depende de mantener las playas naturales como refugio y de recuperar otras poblaciones nidificantes más pequeñas o extintas en playas donde la alteración y destrucción de hábitat han sido mayores en el pasado.

 

En este contexto, SEO/BirdLife y Diputación de Valencia trabajan en un proyecto de renaturalización del litoral valenciano para la recuperación de pequeñas o extintas poblaciones de chorlitejo patinegro y generar un impacto positivo en la conservación del sistema dunar de sus playas. Los ayuntamientos de Alboraya, Daimús, Gandía, Meliana, Oliva, Piles, Sagunto y Tavernes de la Valldigna participan activamente en esta red de playas con acciones en las que estamos:

  • Renaturalizando las playas manteniendo parte de los restos marinos para retener la arena en la playa y ayudar a mantener la duna. Además, estos restos ayudarán al chorlitejo patinegro a encontrar alimento y refugio para evitar que los pollitos sean depredados.
  • Señalizando áreas alrededor de la duna para proteger y mejorar las condiciones de seguridad y reducir las molestias en las áreas de nidificación del chorlitejo patinegro.
  • Fomentando la biodiversidad dunar en las playas retirando vegetación exótica invasora y plantando flora autóctona y endémica de litoral valenciano.
  • Sensibilizando a los vecinos y usuarios de las playas sobre la importancia de compatibilizar los usos lúdicos con la conservación y protección de playas y dunas, mediante charlas, salidas de campo y jornadas de voluntariado ambiental.

 

 

¿Por qué es importante para las playas?

Las playas y dunas de la Comunitat Valenciana son uno de los ecosistemas más valiosos para la conservación de la biodiversidad en la región del Mediterráneo, debido a la altísima variedad e importancia de conservación de la flora y fauna que acogen.

Además, las playas y dunas tienen un papel clave para mitigar los efectos del cambio climático, y amortiguar fenómenos meteorológicos extremos como temporales marinos e inundaciones, o la salinización de ambientes próximos a éstos.

Por último, estos ambientes son zonas de nidificación y alimentación de gran variedad de aves, acogiendo especies amenazadas como puede ser el chorlitejo patinegro.

Sin embargo, plyayas y dunas han sido uno de los hábitats más alterados y degradados durante el último siglo, principalmente por el desarrollo urbanístico, la presencia y abundancia de vegetación exótica invasora, plásticos y otros residuos y, en algunos casos, un intenso uso público. Todo ello reduce notablemente y pone en riesgo su papel como proveedor de todos estos servicios ecosistémicos.

Las playas seleccionadas para el desarrollo del proyecto suponen un buen ejemplo de cómo algunos tramos de dunas y playas mantienen un cierto grado de naturalidad y un gran potencial de recuperación que puede y debe ser abordado con la implicación ciudadana, de manera que tengan un mayor valor ambiental manteniendo la compatibilidad de usos lúdicos y recreativos. Con el desarrollo del proyecto se pretende también implicar a la población en la conservación de una de las especies de aves más amenazadas de Valencia: el chorlitejo patinegro.

 

Chorlitejo_patinegro_@Pablo Vera

Chorlitejo patinegro en vuelo @Pablo Vera

El chorlitejo patinegro, un ave amenazada

Se trata de una pequeñita ave limícola que habita la playa a lo largo de todo el año y se alimenta capturando pequeños insectos, crustáceos y moluscos. En la Comunitat Valenciana su situación es muy preocupante: su población ha caído un 70% en los últimos 30 años. Por esta razón, el chorlitejo patinegro está catalogado legalmente como “Vulnerable”, figura de protección previa a encontrarse en “Peligro de Extinción”.

Una de las principales razones de su delicada situación es la falta de hábitat: requiere de restos vegetales aportados por el oleaje en las playas, para hacer sus nidos, alimentarse y donde sus crías puedan esconderse de los depredadores. La vegetación exótica que cubre las dunas supone un fuerte impacto en esta especie ya que impide que encuentren alimento en ellas. La presencia de mascotas sueltas, especialmente perros, supone otra amenaza para la especie, ya que, corren por diversión detrás de las aves, pisan los nidos o los pollos, y causan muchos abandonos de nidos por estrés.

En este sentido, que el chorlitejo patinegro nidifique en nuestras playas no sólo viene a reflejar un buen estado de conservación de éstas, sino también un buen estado de conservación de la propia estructura física del ecosistema dunar. Por ello, el papel del chorlitejo patinegro va más allá: es una especie paraguas que, ayudando a su conservación, nos ayuda a cuidar las playas y las dunas.

Por ello, es tan importante para nuestro municipio crear un espacio de playas renaturalizadas manteniendo parte de los restos marinos, crear zonas señalizadas alrededor de la duna para proteger y mejorar las condiciones de seguridad y reducir las molestias en las áreas de nidificación del chorlitejo patinegro (de quien podemos decir con orgullo que nidifica en nuestras playas) y sensibilizar y hacer partícipes del proyecto a los vecinos y usuarios de playas.

Related Posts
X
HAZTE SOCIO