Mural contra la captura ilegal de fringílidos - SEO/BirdLife

Mural contra la captura ilegal de fringílidos

Acercamos la realidad de los delitos contra el medio ambiente a la comunidad educativa en algunas zonas donde se registran altos índices de mortalidad ilegal de fauna o destrucción de hábitats.

Desarrollamos  esta acción de sensibilización, en el marco del Proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza, a través de la pintura de murales en distintos institutos de España de algunas comunidades autónomas donde se registran altos índices de mortalidad ilegal de fauna o destrucción de hábitats. La intención es contribuir a conocer la biodiversidad local y, sobre todo, resaltar algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo en la lucha contra los delitos ambientales más registrados de cada zona.

El jilguero europeo, hilo conductor

Distintas clases de 4º de la ESO de SINS Cardener de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) se han acercado a una de las especies más alegres y cercanas de su región: el jilguero europeo.

El jilguero europeo es un paseriforme que ocupa buena parte de España. Sus poblaciones son estables a nivel general, aunque se apunta a un ligero declive durante los últimos años a niveles regionales (por ejemplo, un descenso del 6% en Cataluña). Como ave fringílida, hasta el año 2018, en que quedó definitivamente prohibida su caza y tenencia, sufrió un marcado receso en sus poblaciones a causa de su captura (más de medio millón de aves al año desde el año 2000), con técnicas prohibidas como las redes japonesas, los reclamos electrónicos o la liga. Estas capturas se llevaron a cabo con autorizaciones de algunas administraciones públicas que no se ajustaban a la normativa ambiental de la UE. A pesar de la prohibición, todavía hoy se registran capturas y comercio ilegal de fringílidos como el jilguero, el verdecillo, verderón o el pinzón vulgar.

Se trata de unas aves que, por sus colores llamativos, su pequeño tamaño y sus preciosos y característicos cantos, tradicionalmente se han capturado para su tenencia en cautividad y la participación en concursos de canto.

“SEO/BirdLife trabaja desde hace muchos años para que cesen las capturas de fringílidos y ha defendido que la cría en cautividad es una alternativa válida para la tenencia de estas aves, que evite la caza y el comercio de ejemplares silvestres. Los valores de las tradiciones y las aficiones asociados a esas capturas son más que respetables, pero no puedan mermar el patrimonio natural, deben ser sostenibles”, dice David de la Bodega, responsable del Programa Legal de SEO/BirdLife.

La captura de fringílidos, en el punto de mira

Este cuarto mural se ha centrado en la captura ilegal de aves fringílidas. En la sesión teórica, en colaboración con el Cos d’Agents Rurals de Manresa, de la Generalitat de Catalunya, se ha explicado en qué consiste un delito ambiental y cuál ha sido su papel en la lucha, en concreto, contra la captura ilegal de fringílidos, su mantenimiento en cautividad y su uso en cría y concursos de cantos. Y es que, en general, existe una percepción errónea de que la captura es una actividad legal, cultural, tradicional y deportiva. Sin embargo, parte de ella, así como otras actividades asociadas, ha quedado fuera de la ley.

Manel Fernández Agent Rural; Vanessa Cruz, jefa de estudios de Sant Joan de Vilatorrada; y Lourdes Berzas, psicóloga socioambiental y muralista en Guardianes de la Naturaleza.

 

En la actualidad, la captura ilegal ha despuntado desde la década de 1990 en países del norte de África, convirtiéndose en uno de los riesgos más fuertes que esta especie ha de afrontar. Pero, a pesar de que se haya reducido significativamente en Europa y de que otras amenazas como la destrucción de hábitats o el uso de pesticidas hayan cobrado fuerza, este delito contra la fauna protegida sigue ocurriendo: por ejemplo, en 2020 los Agents Rurals desarticularon una banda organizada e intervinieron 260 ejemplares de especies protegidas; apenas un año antes lo hicieron con 1214 pájaros decomisados e incluso han denunciado su venta a través de internet.

Además, como se recoge en el informe sobre las motivaciones del crimen ambiental, podría reproducirse lo que se conoce como “Efecto Allee Antropogénico”: al ser una especie rara, aumenta su valor y el prestigio de su tenencia, por lo que aumenta su demanda y su captura, disminuyendo sus poblaciones y aumentando, de nuevo, su rareza.

El proyecto Murales contra el delito ambiental

SEO/BirdLife quiere crear conciencia en la sociedad sobre la necesidad de proteger la biodiversidad y poner en conocimiento las herramientas disponibles para luchar contra los delitos ambientales.

A través de las pinturas murales están abordándose temas como la caza ilegal, el uso ilegal de veneno, la provocación ilegal de incendios forestales, la captura de aves fringílidas para canto o el tráfico ilegal de especies, representándolos a través de una de las especies más afectadas por cada una de esas agresiones ambientales. El primero de los murales hizo hincapié en la caza ilegal, girando en torno a la pardela cenicienta canaria y el pardeleo. El segundo abordo el tema del uso ilegal de los cebos envenenados y el tercero contra el tráfico ilegal de especies.

 

Mural de pardela cenicienta en el I. E. S. Guanarteme, de Las Palmas.

 

milano real mural

Mural llevado a cabo en el IES Valle del Ebro de Tudela (Navarra)

 

Mural llevado a cabo en el IES Carmen Martín Gaite, de Navalcarnero (Madrid)

El derecho y el deber de cuidar de la biodiversidad

A través del trabajo que implica la realización de estos murales, SEO/BirdLife quiere transmitir a la comunidad educativa que todas las personas somos guardianes de la naturaleza, poniendo en valor el artículo 45 de la Constitución, que señala que la ciudadanía tiene el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona y el deber de conservarlo.

Además, como organización de utilidad pública, ponemos al servicio de la ciudadanía y de las administraciones un portal de denuncias a disposición de cualquier persona que sea testigo de cualquier agresión o incumplimiento de la normativa relacionada con la protección de la naturaleza. A través de un formulario web, cualquier persona que conozca una acción potencialmente ilegal puede comunicarlo a la organización y obtener información sobre cómo hacer llegar su denuncia a las autoridades.

Concretamente, en caso de encontrar un posible caso de envenenamiento de fauna, es importante no tocar nada y avisar inmediatamente a las autoridades de emergencias, al Seprona (062) o a los de Medio Ambiente o Forestales de la zona (llamando al 112).

 

Juntos somos más fuertes, Hazte socio/a de nuestra organización y colabora con la conservación de las aves y la naturaleza.

Related Posts
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE