El TSJ de Extremadura ratifica la sanción de 240.000 euros por destrucción de una dehesa en Red Natura 2000 - SEO/BirdLife

El TSJ de Extremadura ratifica la sanción de 240.000 euros por destrucción de una dehesa en Red Natura 2000

La empresa agraria fue sancionada por haber cometido una infracción muy grave de la Ley de Protección Ambiental de Extremadura al implantar cerca de 500 has de cultivos intensivos en zonas de dehesa sin evaluación ambiental dentro de la ZEPA y ZEC Vegas del Ruecas, Cubilar y Moheda Alta.

SEO/BirdLife denunció los hechos en 2017 y, en el marco del LIFE Guardianes de la Naturaleza, ha actuado en este caso como codemandada en el procedimiento contencioso-administrativo en defensa de la resolución sancionadora adoptada por la administración extremeña.

En enero de 2017, SEO/BirdLife denunció ante la Junta de Extremadura al propietario de una gran finca de la provincia de Badajoz por haber transformado más de 400 hectáreas de dehesas en un cultivo intensivo de frutales, dentro de un espacio protegido por la Red Natura 2000 y haberlo hecho sin ningún tipo de autorización ambiental.

La investigación realizada por la Junta de Extremadura puso en evidencia que se había afectado a casi 500 hectáreas de dehesas protegidas y cientos de encinas de gran porte, con un proyecto de cambio de uso agrario sin declaración de impacto ambiental favorable, lo que suponía una infracción muy grave de la Ley de Protección Ambiental de Extremadura, por lo que fue sancionado con 240.000 euros de multa y con la obligación de restaurar el daño ambiental ocasionado.

El propietario interpuso una demanda ante el TSJ de Extremadura contra la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de esa comunidad autónoma por la sanción pecuniaria impuesta, que ha sido ratificada por el alto tribunal regional, que reafirma en su sentencia la legalidad y pertinencia de la misma y la obligación de reparar el daño causado en los ecosistemas naturales, dando así la razón a la administración y a SEO/BirdLife.

 

Grulla común@Shutterstock

Grulla común @Shutterstock

El caso ha sido especialmente grave al haber afectado a una dehesa protegida por la Red Natura 2000, declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Zona Especial de Conservación (ZEC) Dehesas del Ruecas, Cubilar y Moheda Alta, espacio declarado precisamente para proteger estas dehesas de la zona central de Extremadura y las importantes poblaciones de aves que se refugian en ellas, como la grulla común, una especie migratoria que depende de estas dehesas para su invernada en Extremadura, la región europea que concentra más ejemplares en ese periodo.

Guardianes de la Naturaleza
La acción legal en este caso se ha realizado en el marco del proyecto LIFE, Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental, financiado por el programa LIFE de la Unión Europea. Este proyecto pretende mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos e infracciones contra la naturaleza.

Está coordinado por SEO/BirdLife y cuenta con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves (SPEA), y el Servicio de protección de la naturaleza de la Dirección general de la Guardia Civil (Seprona), como socios beneficiarios. Los cofinanciadores son la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana y el Ministerio para la Transición ecológica y Reto Demográfico (MITECO).

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE