La mitad de las aguas superficiales y subterráneas en España están en mal estado - SEO/BirdLife

La mitad de las aguas superficiales y subterráneas en España están en mal estado

Tras el Consejo Nacional del Agua, hemos ha analizado el informe del estado de la planificación hidrológica hasta 2020 presentado por el Miteco, y alertamos de la imposibilidad de cumplir los objetivos ambientales. 

 El 42,1% de las aguas superficiales y el 46,9% de las subterráneas están en mal estado, muy lejos de los objetivos ambientales planteados por España ante la Comisión Europea para cumplir antes del 2021.  Además, lamentamos el nulo avance en la aplicación de medidas y actuaciones para cumplir con los objetivos que marca Europa en materia de aguas, y considera que en la práctica no se están ejecutando los planes de cuenca. Por otra parte, si hay ciertas mejoras en los borradores de los planes de gestión del riesgo de inundaciones.

 

 El pasado lunes se celebró el pleno del Consejo Nacional del Agua, del cual SEO/BirdLife forma parte como uno de los vocales en representación de las organizacines ecologistas. El objetivo de esta convocatoria ha sido someter a votación dos proyectos de Real Decreto, relativos a la reglamentación en planificación hidrológica y al control de la contaminación difusa producida por nitratos, así como presentar el informe de seguimiento de los planes hidrológicos hasta 2020. 

SEO/BirdLife reconoce algunos avances con ambos proyectos de Real Decreto, conscientes de la necesidad de renovar el marco legal para adaptarse a las nuevas exigencias y avanzar en la mejora del estado de las aguas de España. Sin embargo, , en el caso del reglamento de planificación hidrológica, se observa una insuficiente delimitación entre dos conceptos básicos: sequía y escasez. Esto implicaría que, ante situaciones de escasez derivadas de una mala gestión (escasez de recurso cuando las demandas y usos superan la disponibilidad del mismo), se puedan tomar medidas que solo se deberían adoptar en caso de sequías extraordinarias (fenómeno natural no predecible que se produce principalmente por una falta acusada de precipitación), desvirtuando así el carácter excepcional y obviando la necesaria mejora de la planificación de usos.  

Por otra parte, SEO/BirdLife es consciente del problema de la contaminación difusa a gran escala y la necesidad urgente de afrontarla y reducirla, especialmente la contaminación por nitratos de origen agrario en el caso de las masas de agua. De hecho, y a pesar de la normativa al respecto, lejos de frenarse dicha contaminación, no ha dejado de aumentar y, actualmente España cuenta ya con una quinta parte de sus aguas con graves impactos causados por el nitrógeno y fósforo, lo que ha llevado a recibir un requerimiento de la Comisión Europea (CE) por no proteger las aguas frente a la contaminación difusa. De la misma manera, SEO/BirdLife lamenta la falta de ambición del estado español y la escasa coordinación entre las políticas agrarias y de protección del agua. Para la organización, la debilidad de lo que se plantea es aún  menor sin mecanismos que permitan fiscalizar el cumplimiento, ni se refuerza su aplicación obligatoria a través de las condiciones de las ayudas de la Politica Agraria Común (PAC). Esta falta de control y obligación convierten a las normas en papel mojado, tal y como lamentablemente ha venido ocurriendo hasta el día de hoy, como así reflejan numerosos informes oficiales. 

 

Vertido en el río Tietar. Autor: SEO/BirdLife

 

Once años de planificación hidrológica (2009-2020) y España está muy lejos de cumplir con Europa 

SEO/BirdLife ha analizado además la información aportada por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) ante el Consejo Nacional del Agua relativa al seguimiento de los planes hidrológicos de cuenca. En este sentido, la ONG corrobora que en este segundo ciclo de planificación hidrológica se ha ido a peor en el cumplimiento de los objetivos ambientales. El 42,1% de las aguas superficiales y el 46,9% de las subterráneas están en mal estado, muy lejos de los objetivos ambientales planteados por España ante la Comisión Europea para cumplir antes del 2021 

Las principales presiones que actúan sobre las aguas no se han solucionado o limitado, existen graves incumplimientos en los caudales ecológicos, donde menos del 10% de las masas cuentan con el obligado régimen de caudales ecológicos, incumplimientos generales respecto a caudales mínimos de ríos (en algunos casos, como el Miño-Sil, el 88% de los ríos donde se controlan los caudales mínimos se incumplen), etc. Y la peor situación es la completa inacción en la toma de medidas. De la inversión planificada para ejecutarse hasta 2021 quedaba pendiente de ejecución hasta 2020 el 74% del presupuesto. De hecho, de todas las medidas planteadas para ejecutar hasta 2021, más del 70%  no se han ejecutado, se han descartado o se desconoce su situación, y tan solo un 10,8% se han finalizado. “En cinco años solo se ha ejecutado el 27% del presupuesto de las medidas planteadas para cumplir con los objetivos ambientales de la normativa europea, quedando pendiente de ejecutar el 73% restante en menos de un año. Esta gravísima situación deja a la planificación hidrológica de España a la cola de la transición ecológica y aleja gravemente al estado español del cumplimiento de la Directiva Marco del Agua. De nuevo, la política de regadíos y el papel de la PAC suponen el principal escollo, como refleja, de nuevo, un reciente informe del Tribunal de Cuentas Europeo”, explica Roberto González, reponsable del Programa de Aguas de SEO/BirdLife. 

 

Los planes de gestión del riesgo de inundación 

Las inundaciones son uno de los riesgos naturales más graves a los que se enfrenta España, donde decenas de hospitales, cerca de un millar de centros educativos, centenares de residencias de ancianos o depuradoras, así como aeropuertos, se ubican en zonas de riesgo de inundación, espacios donde viven al menos 2.730.000 habitantes. SEO/BirdLife alerta de la urgencia de adaptarse a esta realidad y reaprender a convivir con la naturaleza. Y para ello, considera necesario abandonar las actuaciones dirigidas a enfrentarse a estos eventos extremos y, por el contrario, apostar por entenderlos y adaptar los ecosistemas acuáticos y zonas urbanas para crear espacios menos vulnerables y más resilientes. 

SEO/BirdLife reconoce grandes avances en los borradores de los planes de gestión del riesgo de inundación, cuya consulta pública ha finalizado recientemente. En especial, respecto al diagnóstico del problema, la incorporación de la restauración fluvial y la visión más integral de los ríos frente a episodios de inundación. Por ello, considera que el enfoque de estos planes, más acorde con el siglo XXI, debería servir de guía para aportar una visión transformadora a los planes de cuenca y una gestión más moderna de nuestros ecosistemas fluviales. La organización conservacionista lamenta, sin embargo, que algunas demarcaciones hidrográficas no hayan entendido el espíritu de la directiva comunitaria relativa a la evaluación y gestión de los riesgos de inundación, y sigan presentando importantes paquetes de obras estructurales que dañan los ríos. SEO/BirdLife advierte de que la apuesta por la restauración es muy dispar según qué demarcaciones hidrográficas, y muestra su preocupación por la incorporación de numerosas medidas estructurales (como encauzamiento y presas), cuestión especialmente llamativa en la cuenca del Segura, que se alejan del espíritu de la normativa comunitaria.   

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE