Cormoranes y pescadores, un ejemplo de cooperación - SEO/BirdLife

Cormoranes y pescadores, un ejemplo de cooperación

Científicos del proyecto Desmares trabajan para conseguir una mayor sostenibilidad de la pesca artesanal

La pesca artesanal con redes fijas puede ser compatible con la supervivencia del cormorán moñudo mediterráneo. De demostrarlo se encarga el proyecto de investigación Desmares, coordinado por la Universitat de Girona y que realiza junto con SEO/BirdLife, el Consell Insular de Menorca y el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC). A través de distintas acciones, los científicos evalúan la incidencia de capturas accidentales, buscando fórmulas para minimizarlas, y estudian la dieta de esta ave, ya que es un valioso bioindicador de las comunidades de peces litorales.

Los cormoranes moñudos
Esta especie protegida y vulnerable se deja ver en las playas mediterráneas especialmente en verano. Sus buceos en el mar y sus paseos por las rocas son auténticas postales. A diferencia del cormorán grande, habita exclusivamente en el entorno marino.

Cormorán moñudo enmallado en una red de pesca. Autor: José Mari Peláez

Incidentes
Muchos cormoranes moñudos mueren cada año en el litoral mediterráneo: se enmallan en las redes de pesca artesanal profesional y sufren daños por los sedales y anzuelos de la pesca recreativa. Además, la excesiva presencia humana en sus áreas de cría o descanso es otra de sus principales amenazas.

Su dieta
A los cormoranes moñudos les gusta comer variado. Los biólogos han contabilizado hasta 124 tipos de presas distintas que forman parte de su alimentación, entre ellas el congrio balear, el lanzón, el pejerrey, los peces araña, la doncella, los espáridos y los serránidos. No parece que exista una gran selección por parte de los cormoranes, por lo que las presas en su dieta parecen ser un buen reflejo de su abundancia relativa. Esto da información muy valiosa a los científicos ya que les permite conocer qué peces habitan y cómo fluctúan sus poblaciones.

La investigación
El marcaje de 25 ejemplares con dispositivos GPS permite a los científicos describir los viajes de prospección, las áreas de alimentación y los perfiles de las inmersiones. Se han detectado apneas (buceos) reiteradas de 1 a 1,5 minutos que pueden llegar hasta los 40 metros. Estos datos serán útiles para la conservación del cormorán moñudo y para la gestión de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) marinas, e incluso podrían contribuir a identificar nuevos espacios de importancia para la especie.
Sobre mapa se han logrado marcar las distintas áreas de interacción y enmalle: puntos críticos donde aplicar medidas de mitigación, desarrolladas en colaboración con los pescadores, para que puedan seguir desempeñando su labor de forma más sostenible.

Equipo Desmares durante una jornada nocturna de captura e instalación de dispositivos GPS. Autor: Carles Tobella

 

Sobre Desmares
El proyecto Desmares (I y II) cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). La Fundación Barcelona Zoo también apoya parte del trabajo a través del proyecto ARIS.

Artículo publicado en el nº 34 de la revista Aves y naturaleza -editada por SEO/BirdLife- y firmado por el Equipo Desmares de la Unversitat de Girona

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO