Avanzamos en la renaturalización de playas para el chorlitejo

‘Más playas naturales para el chorlitejo patinegro’ es la continuación de un proyecto innovador que nació en l’Albufera de València en 2020 y que se ha ampliado a otras playas de Castellón y Valencia.

La continuación de la iniciativa ‘Más playas naturales para el chorlitejo patinegro’ de SEO/BirdLife, gracias a la ayuda concedida por la 2ª Convocatoria Medioambiental de la Fundación Bancaja y Bankia, contempla replicar el éxito de las acciones desarrolladas en 2020 en l’Albufera de València con la recuperación del hábitat original del chorlitejo patinegro y contribuyendo a mejorar la biodiversidad en varias playas del litoral de Castellón y Valencia.

SEO/BirdLife pone en marcha este segundo año de proyecto para continuar con los trabajos de conservación sobre el terreno y de protección efectiva de la especie iniciados en el 2019 dentro de la campaña de conservación y comunicación Ave del Año. La ONG está trabajando de nuevo en varias playas de València, Sueca y Cullera, a las que se han sumado otras playas de Castellón, Almassora, Moncofa, Xilxes y El Puig de Santa María, con acciones concretas de aporte y mantenimiento de restos orgánicos en la playa; restauración del cordón dunar con flora autóctona; creación de pequeños oasis de biodiversidad en playas urbanas; eliminación de plantas exóticas y retirada de plásticos y residuos urbanos.

 

Chorlitejo patinegro ©María Antón-SEO/BirdLife

Chorlitejo patinegro ©María Antón-SEO/BirdLife

 

Elegida Ave del Año 2019 por SEO/BirdLife, el chorlitejo patinegro está considerada un ave indicadora de la salud de los ecosistemas y una especie paraguas para la conservación de los hábitats litorales. En la Comunitat Valenciana su población ha disminuido un 70% en los últimos 30 años y ha desaparecido de numerosas playas debido a las amenazas y presiones que sufre su hábitat: el desarrollo urbanístico, la presencia de especies exóticas invasoras, la fauna asilvestrada, y el intenso uso público del frente dunar por la presencia humana y de mascotas, de manera que este pequeño limícola de largas y veloces patas se encuentra en la actualidad catalogado como Vulnerable en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas.

Más playas naturales

Durante los últimos meses se ha trabajado mano a mano con los ayuntamientos colaboradores del proyecto en recuperar la naturalidad de las playas, manteniéndose los restos orgánicos dejados por el oleaje y que suponen el hábitat original del chorlitejo patinegro. Para ello, y en colaboración con los diferentes ayuntamientos, se han delimitado un total de doce zonas pertenecientes a los ocho municipios donde se está desarrollando la renaturalización hábitats litorales y el seguimiento de las poblaciones de esta ave.

Como novedad en 2021, destacan los trabajos desarrollados en la playa del Serradal en Castellón, que ha supuesto tradicionalmente el santuario de la especie en la provincia, pero cuya capacidad de acoger a parejas nidificantes se ha visto reducida debido a los efectos de los temporales y un incremento del uso público. En este sentido, con la colaboración de voluntarios se ha mejorado la capacidad de resiliencia del cordón dunar, con plantaciones de especies de flora y el aporte de material vegetal depositado en la playa por el oleaje, que permiten fijar la duna y generar hábitat de refugio para la especie.

Los tramos escogidos han sido de 3.500 metros y 430 metros en las playas del Serradal y El Pinar en Castellón; 200 metros y 530 metros en las playas de Benafelí y Les Goles en Almassora; 200 metros en la playa de L’Estanyol en Moncofa; 700 metros en la playa de Xilxes; 370 metros en la playa de Plans en El Puig de Santa María; 400 metros en la playa de La Garrofera en València; 330 metros en la playa de Motilla en Sueca; y 300 metros, 530 metros y 500 metros en las playas del Mareny de San Llorenç, El Dosser y del Brosquil en Cullera.

Desde el pasado mes de febrero se han iniciado las acciones de conservación activa del proyecto, con la delimitación de las áreas de recuperación de hábitats y cartelería, junto a la retirada manual de residuos plásticos y sólidos urbanos, dejando la materia orgánica de origen marino que sirve de refugio y fuente de alimentación para estas pequeñas limícolas.

 

Chorlitejo_patinegro_@Pablo Vera

Chorlitejo_patinegro_@Pablo Vera

Oasis de biodiversidad

Entre las acciones que contempla el proyecto destacan: la eliminación de vegetación exótica invasora y plantación de flora autóctona en colaboración con el Centro de Investigación y Experimentación Forestal de la Generalitat Valenciana y los viveros municipales de Devesa-Albufera del Ayuntamiento de Valencia; la retirada manual de residuos; jornadas de concienciación y sensibilización; y el seguimiento de las parejas reproductoras.

Además, como novedad en esta continuación del proyecto, en puntos como Almassora, Moncofa y Chilches están creando pequeños oasis de biodiversidad en playas urbanas que funcionen como ejemplos de restauración del hábitat original y refugio para especies de flora endémica de la costa valenciana, con la plantación de especies de flora endémica y amenazada. Entre ellas destaca el refuerzo poblacional y la creación de nuevas localidades en Moncofa, Castellón y Almassora de Silene cambessedessi, un pequeño clavel de hábitats litorales que se encuentra catalogado como En Peligro de Extinción en la Comunitat Valenciana.

Related Posts
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO