Alianzas y gobernanza ambiental por el desarrollo económico y la conservación de la biodiversidad en l’Albufera

La tercera reunión del Comité de Seguimiento del Contrato de Humedal de l’Albufera tuvo lugar el 9 de diciembre de 2020, con la participación de 19 entidades de la sociedad civil, para establecer mecanismos y avanzar en la ejecución del Plan de Acción consensuado en 2019.  

Este modelo de gobernanza, voluntario e inclusivo, basado en la búsqueda de consenso y sinergias, muestra el valor de la implicación de la sociedad civil como motor de diversos aspectos de la gestión del humedal.

 

L’Albufera de València es uno de los humedales costeros más importantes para la conservación de la biodiversidad en el Mediterráneo. Un humedal caracterizado por las estrechas interacciones entre los distintos usos del espacio (agricultura, pesca, gastronomía y turismo) y la conservación de la naturaleza.

Durante los dos últimos años, un amplio abanico de entidades sociales, privadas y públicas han desarrollado en este humedal un modelo de gobernanza voluntario e inclusivo, basado en la importancia de dejar de lado los conflictos y el valor de trabajar desde el consenso y la colaboración desinteresada por una mejor conservación de la biodiversidad y desarrollo sostenible. Tras una serie de talleres, se definieron las líneas de trabajo más importantes para mejorar la gobernanza del agua en l’Albufera, que se reflejó en el Plan de Acción del Contrato de Humedal de l’Albufera. Dicho contrato fue suscrito el pasado 17 de diciembre de 2019 bajo la fórmula de Memorándum de Cooperación por 9 entidades: la Comunitat de Pescadors de El Palmar, la Fundació Assut, Fundación Nueva Cultura del Agua, Acció Ecologista-Agró, Xúquer Viu, Mesura, la Asociación de Guías de Birding de la Comunitat Valenciana, Divalterra y SEO/BirdLife.

En la actualidad, el Contrato de Humedal de l’Albufera está suscrito por 19 entidades, tras sumarse a la iniciativa 10 nuevas entidades, tanto desde el ámbito académico (Universitat Politècnica de València), como organizaciones agrarias (La Unió y la Cooperativa Valenciana de Agricultores de El Palmar), asociaciones de regantes (Acequia Real del Júcar y Sociedad de Riegos San José Illa Huerta), hosteleros (Asociación de Hostelería de El Palmar) y asociaciones de vecinos (Asociación Cultural PN Albufera, Asociación de Vecinos de El Perellonet, Asociación Tyrius El Palmar y Associació Veïnal El Palmar). Con esta composición equilibrada en la que trabajan juntas grandes y pequeñas entidades de un diverso abanico de perfiles se persigue conseguir la trascendencia y transferencia necesaria a los resultados de las acciones para avanzar en hacer compatible la conservación de la biodiversidad y asegurar un desarrollo socioeconómico sostenible en este emblemático humedal.

 

Concreción de acciones

A pesar de ser un año marcado por el COVID-19 y las dificultades inherentes, el trabajo de las partes se ha basado en la organización de las líneas de acción, la búsqueda de aliados e interlocutores, y la necesaria imbricación con las principales administraciones públicas con competencias en l’Albufera, como la Confederación Hidrográfica del Júcar, la Generalitat Valenciana y el Ajuntament de València, que participan como observadores de la iniciativa, y cuya implicación es de vital importancia para un mayor éxito del modelo de gobernanza. Especialmente en el escenario actual en el que es inminente el inicio de la redacción del Plan de Gestión de l’Albufera como espacio de la Red Natura 2000 (en el que se incluye el PRUG del Parc Natural) y el Plan de Cuenca del Júcar, y en el que los procesos de participación confluyen.

 

Cultivo del arroz en l´Albufera ©SEO/BirdLife

 

En concreto, por lo que respecta a las acciones encaminadas a mejorar la capacidad de gobernanza del humedal, en la reunión se han puesto sobre la mesa los avances de la constitución de un centro de información virtual de l’Albufera, la determinación de fórmulas de colaboración con la Junta Rectora del Parc Natural, y la edición de una guía que permita aclarar y visibilizar los procedimientos y responsabilidades para determinadas actuaciones relativas a la gestión del territorio (agua, motas, acequias, caminos, infraestructuras).

En el caso de las medidas ambientales, el Comité ha tratado la puesta en marcha de acciones relevantes en la gestión del humedal, como la identificación de estrategias y medidas para el aseguramiento y mejora del control de los vertidos urbanos, la evaluación de las prácticas agroambientales, el impulso de las estrategias de infraestructura verde y soluciones basadas en la naturaleza, y la evaluación de la viabilidad de los dragados y efectos de la colmatación.

Por último, en relación con el desarrollo sostenible en l’Albufera, se ha tratado específicamente las líneas a seguir para la evaluación de la viabilidad del arrozal a largo plazo, la definición de la capacidad de carga turística y mejora de la accesibilidad en algunos espacios del humedal, el fomento de la innovación y puesta en marcha de un programa de desarrollo local que incluya al sector turístico como dinamizador económico comprometido con un modelo sostenible basado en las buenas prácticas ambientales. 

“Un año después de la firma del contrato de humedal, bajo la forma de memorando de cooperación, la iniciativa ha crecido, tanto en número de entidades como en el valor de sus componentes. Somos 19 entidades de la sociedad civil, del sector de la agricultura, pesca, turismo, vecinal, científico y ambiental, grandes y pequeñas, trabajando juntas bajo el consenso y los objetivos comunes. Este modelo de gobernanza que hemos creado entre todas las entidades es un fiel reflejo de la sociedad que trata de hacer de l’Albufera un lugar más valioso ambientalmente y que permita un mejor desarrollo socioeconómico y sostenible”, explica Pablo Vera, técnico de SEO/BirdLife y responsable del proyecto en l´Albufera.

“En la reunión de hoy se ha mostrado la inquietud de la sociedad civil en implicarse en la gobernanza de uno de los humedales más importantes del Mediterráneo, y las ganas de trabajar juntos. Somos una sociedad cada vez más madura, que quiere dejar atrás las diferencias y avanzar desde el encuentro de intereses. Del mismo modo, el trabajo desarrollado hasta ahora y el que vendrá en los próximos meses es un reflejo de que la sociedad ya no sólo demanda actuar a la administración: queremos trabajar juntos entre nosotros y en horizontal con las administraciones. Y con esta iniciativa, estamos demostrando que puede hacerse”, subraya Vera.

El Contrato de Humedal y su correspondiente Plan de Acción nacieron como resultado de un proceso participativo voluntario e inclusivo enmarcado en el proyecto europeo INTERREG WETNET, y establece las principales líneas de trabajo para mejorar la gobernanza del agua en l’Albufera. Más información en http://www.seo.org/wetnet

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO