Zaragoza cuenta con un nuevo espacio para la promoción del turismo ornitológico en las lagunas de Agón y Plantados 

Los ayuntamientos de Agón y Bisimbre y SEO/BirdLife mejoran las lagunas de Plantados y Agón a través del proyecto Boira

Los ayuntamientos de Agón y Bisimbre junto con SEO/BirdLife han llevado a cabo el proyecto Boira en colaboración con la fundación ASOMO y con el soporte de las empresas GEInnovación y Prames. El objetivo ha sido poner en valor la diversidad biológica de las lagunas de Agón y Plantados, conocer y mejorar el estado de conservación de los hábitats de este espacio Red Natura 2000, impulsar la concienciación ambiental en el territorio y mejorar la calidad del turismo local y sostenible, así como el desarrollo rural de la zona. El proyecto ha sido financiado por el programa Leader en el marco de los programas de desarrollo rural regional (PDR).

Para lograr los objetivos del Proyecto Boira, las entidades han unido esfuerzos mediante la ejecución de tres acciones principales: la retirada de los materiales interpretativos no aprovechables presentes en las lagunas; el diseño y construcción de nuevos materiales interpretativos de calidad para la minimización de molestias sobre la fauna, y el estudio del estado de conservación de los Hábitats de Interés Comunitario presentes en el espacio Red Natura 2000.

Las lagunas de Agón y Plantados presentaban elementos interpretativos en mal estado de conservación, algunos de los cuales -como el observatorio-, representaban un peligro de seguridad para sus usuarios. Como parte del proyecto, la empresa Prames apoyó la ejecución del mismo mediante la retirada de los materiales no aprovechables, y su posterior reutilización en una finca agraria de la localidad. Todos aquellos que se encontraban en buen estado de conservación fueron reutilizados favoreciendo de este modo los principios de economía circular.

Laguna de Plantados, con uno de los atriles explicativos. ©SEO/BirdLife

 

SEO/BirdLife, junto a Prames, trabajó en el diseño del nuevo observatorio, de modo que fuera lo más práctico posible y, de igual modo, evitara molestias indeseadas sobre la fauna presente en las lagunas. El nuevo observatorio tipo murete tiene la doble finalidad de proteger al visitante del viento (habitual en la zona), al mismo tiempo que le permite observar las aves sin que estas sufran impacto alguno por parte del observador.

“El deseo de todas las entidades que hemos trabajado conjuntamente en este proyecto reside en que la nueva área interpretativa sirva para que los amantes de la naturaleza y ornitólogos vuelvan a disfrutar del paisaje de las Lagunas de Agón y Plantados, y al mismo tiempo se eviten molestias sobre las especies presentes en las mismas”, ha explicado Sofía Morcelle, técnica de la delegación de SEO/BirdLife en Aragón.

Los materiales interpretativos han incluido asimismo tres nuevas estructuras explicativas con información de interés sobre los valores faunísticos, florísticos e hidrogeológicos de las lagunas. De este modo, el área de interpretación ha incluido el diseño de dos nuevos murales interpretativos en la laguna de Agón y un atril interpretativo de nueva construcción en la laguna de Plantados.

El proyecto ha comprendido igualmente el estudio y posterior valoración ambiental del estado ecológico de la cuenca de las lagunas, de las poblaciones de flora así como los Hábitats de Interés Comunitario característicos de este espacio Red Natura 2000. También ha permitido, conocer el estado actual de conservación de los hábitats y definir nuevas estrategias de gestión de cara a la mejora de la biodiversidad.

Sofía Morcelle con representantes de los ayuntamientos, empresarios de turismo rural y propietarios de la zona en el observatorio de la laguna de Agón. ©SEO/BirdLife

 

“El estudio de hábitats llevado a cabo en las lagunas nos dará las herramientas para trabajar conjuntamente con las Administraciones con el fin de mejorar en un futuro el estado de conservación actual de estos ecosistemas”, señala Sofía Morcelle.

Con el proyecto se ha podido señalizar en la carretera la entrada a la zona de observación de aves, como el tarro blanco, el zampullín común o la cigüeñuela común, mejorando la entrada al espacio. De esta manera, la comarca de Campo de Borja, generalmente conocida por la calidad de sus vinos, se vuelca igualmente en la apuesta por el valor ecológico de sus ecosistemas y paisajes. Las casas rurales, hostales o restaurantes de la comarca pueden recomendar un nuevo punto de observación de aves con todas las garantías para sus clientes.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO
X