Trabajamos en un nuevo atlas de las aves en época reproductora

Después de años de trabajo de campo y recopilación de datos, este año ha comenzado la edición del Atlas de las Aves en Época Reproductora en España que verá la luz en 2021, según se recoge en la última publicación del Área de Ciencia Ciudadana Programas de Seguimiento de Aves 2019 de SEO/BirdLife

SEO/BirdLife coordina este trabajo de cientos de voluntarios y cuenta con equipos técnicos de la Universidad de Málaga, la Estación Biológica de Doñana y la Universidad Autónoma de Madrid para el asesoramiento científico y análisis de datos. Además,  la publicación permitirá actualizar la catalogación de muchas de las aves de España.
 
 Oropéndola europea. @Shuterstock

 

¿Para qué sirve un atlas de aves?, ¿qué parámetros se miden y recogen en una publicación de este tipo?, ¿qué dificultades han encontrado los técnicos sobre el terreno?, ¿qué hay detrás de más de seis años de trabajo de campo e investigación? Estas y otras muchas cuestiones tienen su respuesta en el trabajo de seguimiento de aves que viene desarrollando SEO/BirdLife desde hace décadas a través de sus distintos programas: Sacre, Noctua, Sacin, censos específicos de cada especie, atlas, etc…

Después de años de trabajo de campo específico y de revisión de información para disponer de un nuevo atlas de las aves en época reproductora en España (2014-2018) , en 2019 se comenzó con el análisis de los datos y la obtención del material que documentará la publicación (mapas, gráficas de selección de hábitat, cuantificación de poblaciones, etc.) con el fin de tener todo a punto para que esta publicación vea la luz a lo largo de 2021.

Todo este trabajo se realiza en colaboración con el Grupo de Investigación del Departamento de Biología Animal de la Universidad de Málaga, la Universidad Autónoma de Madrid y la Estación Biológica de Doñana. Los diferentes análisis se prolongarán durante gran parte del año actual. Y además, este año se comenzará con la redacción de textos de los distintos capítulos generales de la publicación y con la edición de los textos de las especies.

Después del trabajo propio del atlas, y de todos los programas de seguimiento de SEO/BirdLife (aves comunes en primavera, nocturnas, censos específicos, etc.), que aportan datos para actualizar el área de distribución, la selección del hábitat, el tamaño de población y la evolución de cada especie, es evidente que el trabajo no debe cesar. Dado que los parámetros que establecen el estado de conservación de nuestras aves cambia permanentemente, solo su mantenimiento facilitará ir identificando las prioridades para dirigir el esfuerzo de nuestra organización hacia unas especies/hábitat u otras.

“Gracias a los diferentes programas de seguimiento de aves que SEO/BirdLife viene desarrollando desde hace tiempo, disponemos de bastante información actualizada y de otra que hasta ahora no estaba disponible para diferentes especies. Esto facilitará conocer con mayor detalle todos los parámetros poblacionales de nuestras especies. Además, gracias a esta actualización de la situación de la población de todas las especies reproductoras de España, se podrá conocer su estado de conservación y se podrá solicitar la renovación de la catalogación de muchas de ellas”, apunta Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife y del Atlas de las Aves en Época Reproductora en España.

 

Distribución de las especies
Uno de los principales parámetros que facilita este trabajo de atlas es la nueva distribución obtenida para cada especie, no solo de España, pues estos mismos datos han servido para actualizar el atlas de aves reproductoras de Europa (Birds in Europe III).

Contar con la distribución de la especie a escala europea y también de los tamaños de población a esa escala determinará el valor relativo de la población española de cada especie respecto al resto del continente. En este tipo de publicaciones esta información se describe habitualmente en unas líneas en cada especie, pero con los sistemas actuales de divulgación también se podrían incluir numerosas imágenes que representen estos parámetros en comparación con atlas previos, de otras épocas (invierno) o respecto al resto del continente.

Trabajos previos
En el nuevo atlas se representarán las distribuciones recogidas en los dos atlas previos, así como un mapa que represente los cambios entre el atlas publicado en 2003 y el actual, el cual permitirá visualizar el cambio reciente en el área ocupada por cada especie.

La inclusión de la distribución obtenida en el Atlas de la aves en Invierno en España permitirá, además, comparar en este mismo documento la diferencia de distribución entre los periodos de invernada y reproducción.

Dificultades sobre el terreno
Detectar todas las especies que se encuentran sobre el terreno en una cuadrícula de 100 km2 requiere numerosas visitas a la zona a lo largo de la primavera en todos los tipos de hábitat ocupados, por pequeños que sean estos. Esta dificultad, sumada a la enorme superficie de España (5.600 cuadrículas UTM de 10×10 km), hace muy difícil conseguir una cobertura completa que asegure que lo aportado por el trabajo de campo refleje la verdadera distribución de las especies.Este problema es conocido desde hace tiempo y ya desde hace décadas se aplican modelos de distribución que, basados en las condiciones ambientales y geográficas de cada cuadrícula y las observaciones de cada especie en el territorio, pueden reflejar más ajustadamente su distribución.

Más sobre Ciencia Ciudadana
https://seo.org/ciencia-ciudadana/

Related Posts
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO