Águila pescadora y águila perdicera, dos rapaces que merecen nuestra atención

El águila perdicera ha sufrido un ligero declive en España desde 2005, mientras que la población de águila pescadora evoluciona favorablemente.

Según datos de los censos coordinados por SEO/BirdLife, en colaboración con numerosas comunidades autónomas y diferentes instituciones, en 2018 y que ya están disponibles en dos monografías Águila Pescadora en España y Portugal y Águila Perdicera en España

 

El águila pescadora tiene una población a nivel mundial importante y su evolución de forma global no es negativa, así se desprende del último censo elaborado en 2018 y publicado online recientemente sobre el Águila Pescadora en España y Portugal*. La especie está considerada en España En Peligro Crítico según el Libro Rojo de las Aves de España, mientras que en el Catálogo Español de Especies Amenazadas está incluida en la categoría de Vulnerable.

En España no todas las comunidades que tienen población reproductora en la actual consideran a esta especie en su catálogo. Las nuevas poblaciones de Asturias y Cantabria hacen que se deba reconsiderar la inclusión de esta especie en sus catálogos regionales.

El censo de águila pescadora realizado entre 2016-2017 (población invernante) como en 2018 (población reproductora) en España y Portugal recoge su actual situación. El invernante se desarrolló en el censo ibérico promovido por Aves de Portugal y Amigos del Águila Pescadora en España. La población invernante en la península ibérica es de 387 ejemplares (204 en España y 185 en Portugal).

La invernada de la especie se produce básicamente en el cuadrante suroeste peninsular, es decir, en el sur de Portugal, Extremadura y Andalucía. De forma muy minoritaria se distribuye por las costas mediterránea y cantábrica. Al contrario de lo que ocurre con la población reproductora, la mayor parte de la población invernante se concentra en humedales del interior.

La población reproductora está compuesta por 53 parejas en la península ibérica, Baleares y Canarias; 48 pertenecen a España y 5 a Portugal (Evora y Faro). La española se reparte por seis comunidades autónomas: 25 parejas en las islas baleares, 15 en Andalucía, 7 en Canarias y 1 en Cantabria. Además hay algún individuo aislado en Asturias, Canarias y Vizcaya.

Recuperación de la especie
La población actual es producto de una clara recuperación en la última década. En Portugal, después de la extinción registrada al inicio del siglo XXI, se ha pasado a cinco parejas en 2018. En España se han localizado 48 parejas después del mínimo registrado en 2000-2002 (31 parejas).

Así, parece observarse una expansión general de la especie en gran medida debido a los programas de reintroducción, aunque es destacable el pronunciado declive de la población canaria.

Águila perdicera en España
El águila perdicera es una de las especies con mejor seguimiento por parte de las comunidades autónomas. El declive de las últimas décadas y su mal estado de conservación ha hecho que se realice un especial trabajo con la especie por parte de las administraciones, lo que refleja un mejor conocimiento de su población en los últimos años. Actualmente hay distintos programas de reforzamiento de poblaciones y de reintroducción en zonas donde había desaparecido, lo que hay que valorar positivamente, pero el esfuerzo económico que requieren estos trabajos posiblemente habrían reflejado mejores resultados de haberse realizado antes de que se llegara a la desaparición de tantos territorios.

España cuenta con el 63% de la población de águila perdicera de Europa. Concretamente, según datos del último censo realizado en 2018 y recogido en esta publicación Águila Perdicera en España, se encuentran entre 710 y 745 parejas.

La población se reparte por 12 comunidades autónomas, pero solo Andalucía acumula casi el 45% de la población española. Le sigue en número las poblaciones de Extremadura, Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla-La Mancha, siendo las provincias de Almería, Málaga, Granada, Cádiz, Córdoba, Tarragona, Badajoz, Badajoz y Cáceres las que más ejemplares de águila perdicera acumulan.

Este nuevo censo refleja un ligero declive de la población con 23 parejas menos respecto al censo nacional realizado en 2005. Tras revisar la información del último censo se aconseja mantener a la especie en la categoría de Vulnerable en base a su pequeña población y su potencial declive, superior al 20% en fechas próximas de no desaparecer las causas que están originando ya una disminución en su población.

*La monografía Águila Pescadora en España y Portugal cuenta con el apoyo del proyecto el proyecto
AQUILA a-LIFE.

 

Más monografías de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife

PUBLICACIONES: Especies (Monografías de aves)

PUBLICACIONES: Especies (Monografías de migración)

Related Posts
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO
X