Situación actual de la regulación de las capturas en el medio ambiente de fringílidos en España y la acción de SEO/BirdLife - SEO/BirdLife

Situación actual de la regulación de las capturas en el medio ambiente de fringílidos en España y la acción de SEO/BirdLife

SEO/BirdLife viene trabajando desde hace décadas para que cesaran las capturas anuales de cientos de miles de individuos de varias especies de fringílidos silvestres (pardillos, jilgueros, verdecillos, verderones, lúganos, canarios y pinzones) habitualmente utilizados para participar en concursos de canto o de plumaje.

En este sentido la legislación comunitaria es clara ya que la Directiva de Aves obliga a todas las administraciones a conservar las especies que viven en estado silvestre en su territorio, no estando permitida de manera general la muerte o captura de las especies no cinegéticas, que es el caso de los fringílidos. Es cierto que esta directiva establece una serie de requisitos muy estrictos bajo los que se podrían autorizar las capturas de manera excepcional, motivando adecuadamente las razones de la solicitud, en ínfimas cantidades y, por supuesto, siempre y cuando no exista otra alternativa a la extracción.

Jilguero Foto 1

En nuestro país, sin embargo, aún se autoriza todos los años a miles de personas la captura de miles de aves, a pesar de que existe alternativa a las capturas, ya que la cría en cautividad es una opción viable en España y de hecho extendida en otros países, como viene defendiendo SEO/BirdLife reiteradamente desde 2009 y y como lo confirma un reciente Dictamen del Comité Científico del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Por ello, SEO/BirdLife lleva trabajando desde 2009 para eliminar las autorizaciones que se conceden en diferentes comunidades autónomas y que cese esta actividad extractiva de aves, sin que eso implique la desaparición del silvestrismo que podría surtirse de aves criadas en cautividad. Las líneas de trabajo incluyen reuniones con las administraciones competentes, alegaciones y acciones legales ante las normativas que permiten estas prácticas,  la participación en foros y grupos de trabajo del Ministerio para evaluar el problema y determinar una solución urgente y, por último, escritos ante la Comisión Europea, denunciando la situación y la vulneración del derecho comunitario.

En julio de 2011, en gran medida fruto de todo este trabajo, la Comisión Europea inició un procedimiento de investigación (EU Pilot) para esclarecer la situación de la captura irregular de fringílidos en España. Con el objeto de intentar evitar ser llevado ante el Tribunal de Justicia, el ministerio y las comunidades autónomas acordaron unas Directrices Técnicas que incluían la reducción paulatina del número de capturas, que se destinarían a la cría en cautividad, y que concluirían en 2018. En este periodo algunas comunidades autónomas se han ajustado a este plan de autorizaciones decrecientes y otras han ido más allá prohibiendo o no autorizando más capturas.

Finalmente, el año pasado la Comisión Europea abrió formalmente un expediente de infracción contra España, al enviar al Estado español una Carta de Emplazamiento por entender que a pesar de estas medidas acordadas por las administraciones españolas, se estaban vulnerando la Directiva de Aves (artículos 5, 8 y 9). Mediante este procedimiento se emplaza al gobierno estatal y a las Comunidades Autónomas a cumplir la legislación comunitaria, ya que están autorizando capturas que no se ajustan a los requisitos establecidos en el régimen de excepciones de la Directiva y sin hacer además un control sistemático sobre dichas capturas. Los próximos pasos, dado que España no ha eliminado el problema, son que la Comisión Europea continúe con el procedimiento y emita un Dictamen Motivado, que viene a ser el escrito de acusación que se presentará ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea si no se corrige el problema en dos meses desde su envío.

mapa-fringilidos* En el caso del País Vasco, se ha asignado color amarillo porque en dos de sus provincias se siguen autorizando capturas, aunque no así en Guipuzkoa

Por el momento, asumiendo la irregularidad de esta práctica y anticipándose a la previsible confirmación de su ilegalidad, han dejado de autorizar las capturas o han suspendido las autorizaciones las comunidades de Baleares, Cantabria, Asturias, Navarra, Castilla y León y Catalunya, así como la provincia de Gipuzkoa. En otras comunidades como Aragón, Canarias, Extremadura, Galicia, La Rioja, el resto de Euskadi y las ciudades de Ceuta y Melilla, los cupos se han reducido mucho, por debajo incluso de lo previsto, y apenas se capturan ya unos cientos de ejemplares. Andalucía y Murcia, ajustándose a las Directrices Técnicas, han vuelto a autorizar miles de capturas para este año. Y queda por ver qué harán Castilla-La Mancha,  Madrid y Valencia, aunque al menos las dos últimas se espera que sigan autorizando también este año.

Desde SEO/BirdLife entendemos que esto es un proceso mucho más lento de lo deseable, pero también que el progreso hacia la desaparición de esta práctica de capturas es irreversible. Aún así, estamos trabajando para que las comunidades autónomas que aún conceden autorizaciones, reduzcan aún más los cupos, controlen y garanticen que se destinan a la cría en cautividad, e idealmente prohíban las capturas lo antes posible. En cualquier caso, es probable que no consigamos eliminar totalmente las capturas hasta que haya una sentencia condenatoria para las comunidades que sigan autorizando más allá del 2018. El objetivo de SEO/BirdLife es conseguir cuanto antes el objetivo de “0 capturas”.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE