Posible disminución de poblaciones de insectos en Extremadura - SEO/BirdLife

Posible disminución de poblaciones de insectos en Extremadura

Tras la reunión de la Mesa de la Langosta*, celebrada recientemente y a la que SEO/BirdLife ha asistido como observadora, se ha podido constatar la dramática disminución de la población de langosta mediterránea registrada por los sistemas de seguimiento de la campaña contra esta especie que desarrolla la Junta de Extremadura desde hace décadas.

Las actuaciones sanitarias previstas en la campaña sólo se activan cuando el nivel de las poblaciones de estos ortópteros puede considerarse como suficientemente elevado para preocupar a la agricultura. Sin embargo, estos niveles hace varios años que no se alcanzan en muchos lugares, más bien al contrario. Los resultados sobre las puestas de huevos de los insectos estudiados no hacen más que disminuir, según ha podido constatar SEO/BirdLife tras solicitar dichos datos en la Mesa de la Langosta.

 

Langosta mediterránea. ©Wikicommons

Langosta mediterránea. ©Wikicommons

 

Esta preocupante tendencia en las poblaciones de langosta mediterránea puede ser un aviso de que los problemas que sufren los insectos son mucho más extendidos y graves de lo que se conoce en Extremadura y puede que no estén directamente relacionados con los tratamientos concretos para controlar las plagas de langosta, que además suelen hacerse a pie sobre el terreno y con mínima dispersión fuera de los focos, al menos en lo que va de siglo. De hecho, las disminuciones de las poblaciones de numerosas especies de insectos se vienen registrando en otros países de nuestro entorno en los últimos años. Por ejemplo, en Alemania o el Reino Unido, se han realizado  varios trabajos de investigación sobre insectos que evidencian disminuciones alarmantes a todos los niveles.

Hasta ahora, en Extremadura, sólo se ha prestado atención al declive de la población de abejas, debido fundamentalmente a su repercusión social en varias comarcas con un importante sector apícola y al papel vital que tienen en la polinización de cultivos alimentarios.

 

Aves ligadas a medios agrarios

El resto del reino de los insectos ha sido totalmente ignorado, sin embargo existen evidencias de que algo grave puede estar pasando con ellos. SEO/BirdLife viene registrando en Extremadura (y en el resto de España) descensos constantes y preocupantes de muchas especies de aves ligadas a medios agrarios y que precisamente, dependen de los insectos como base de su alimentación. Así se han documentado descensos de hasta un 40 % de la población del cernícalo primilla o del mochuelo, pequeña rapaz nocturna insectívora. Además se han  detectado descensos de más del 30% de las poblaciones de otras aves que, aún siendo granívoras, dependen de los insectos para sacar adelante a sus pollos en las etapas más difíciles de crecimiento, como la perdiz o la avutarda. Incluso alguna especie ha tenido que ser elevada a la categoría de en peligro de extinción por descensos de hasta el 70% en los últimos 20 años, como el sisón común (Ave del Año 2017), también insectívoro en las fases de crecimiento de los pollos.

No sólo perdemos abejas

Más de las tres cuartas partes de las especies de plantas silvestres con flores en regiones templadas necesita la polinización mediante animales como insectos para desarrollar plenamente sus frutos y semillas. Si se confirman tendencias negativas generales en las especies de insectos de Extremadura, no sólo esto se traducirá en disminuciones de muchas más especies de aves, murciélagos o anfibios; sino también en efectos negativos sobre los pastos y cultivos que son la base de nuestra alimentación y de la economía de muchas de nuestras comarcas.

Pero ¿dónde están las causas de este dramático problema? Fijándonos en los países europeos de nuestro entorno, donde la grave tendencia ha concentrado mayor atención y esfuerzo de los investigadores, parece ser que los productos químicos ligados a la moderna agricultura tienen mucho que ver.

Es especialmente preocupante el uso generalizado de plaguicidas y sus efectos sobre las especies de insectos en general. Muchos científicos consideran una clase especial de plaguicidas llamados neonicotinoides como los primeros sospechosos responsables de la disminución de insectos. Actualmente se trata de uno de los plaguicidas utilizados más ampliamente en todo el mundo, sin embargo, aunque su efecto negativo sobre las abejas ya ha sido demostrado científicamente, todavía no está estrictamente prohibido su uso en Europa y sigue siendo ampliamente utilizado en Extremadura.

 

Cernícalo primilla ©txanbelin_shutterstock

Cernícalo primilla ©txanbelin_shutterstock

 

Sin embargo, lo más probable es que existan varios factores que están provocando la situación. Entre estos factores debe incluirse también el cambio climático, responsable de variaciones cada vez más impredecibles de las temperaturas y lluvias. Un efecto de esto sobre los insectos se ha descubierto también en los estudios de la campaña de control de langosta mediterránea: las langostas eclosionan de sus huevos cada vez más tarde, casi un mes más tarde que hace 20 años.

En todo caso, lo más preocupante a juicio de SEO/BirdLife es la falta de atención sobre estos problemas y sus graves repercusiones en el futuro. Es preciso que la sociedad sea consciente de la necesidad de estudiar a fondo estos desequilibrios, de dedicar esfuerzo y recursos suficientes para detectar lo que está sucediendo y estudiar las causas. Sólo así encontraremos soluciones antes de que sea quizá demasiado tarde para salvar a nuestras aves, nuestros anfibios y nuestros cultivos.

*La Mesa de la Langosta, presidida por el Director General de Agricultura y Ganadería de Extremadura, está formada por representantes de la Dirección General de Medio Ambiente, organizaciones profesionales agrarias, la Universidad de Extremadura, representantes municipales y ONG ambientales.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE