Las áreas marinas de Natura 2000 necesitan planes de gestión - SEO/BirdLife

Las áreas marinas de Natura 2000 necesitan planes de gestión

En 2014, la protección del mar español dio un paso adelante. El Gobierno designó 39 Zonas de Especial protección para las Aves (ZEPA) y diez Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) en el medio marino. Más de 70.000 kilómetros cuadrados pasaban así a  formar parte de la Red Natura 2000, el conjunto de espacios protegidos de la UE. Desde entonces, se ha avanzado en su protección -por ejemplo, incluyendo los espacios en la Red de Áreas Marinas Protegidas de España (RAMPE)- pero no lo suficiente. SEO/BirdLife reclama a las administraciones que desarrollen e implementen los planes de gestión de estos espacios, un instrumento indispensable para asegurar su efectiva conservación.

Para garantizar que la gestión de estas áreas protegidas cuente con el consenso de todos los actores implicados, SEO/BirdLife desarrolla una serie de encuentros con usuarios del mar en el marco del proyecto Life+ Activa Red Natura 2000, que desarrolla junto a la Agencia EFE.

Miembros del sector pesquero profesional, pescadores recreativos, representantes del sector acuícola, empresas de turismo activo, clubs náuticos, ayuntamientos y administraciones locales, autoridades portuarias, ONG o entidades locales, entre otros muchos actores, están invitados a participar en estos  encuentros, en los que se intercambiarán opiniones sobre la Red Natura 2000 y las oportunidades que ofrece.

sarasanchez_obarqueiro

Los talleres se desarrollarán en los próximos meses a lo largo de todo el litoral español. La primera parada de esta iniciativa ha sido Canarias. El jueves, 10 de noviembre se celebró un taller en Arrecife (Lanzarote) y, un día después, en el municipio de Arona (Tenerife). 

La semana del 16 de noviembre, los talleres se desarrollarán en el norte peninsular, comenzando en el País Vasco para luego continuar en Asturias y Cantabria.

Momento del taller realizado en Lanzarote el 10 de noviembre.

Momento del taller realizado en Lanzarote el 10 de noviembre.

 

La Red Natura 2000 se aparta del concepto clásico de espacio protegido, en tanto que busca compatibilizar los valores naturales por los que se designa con las actividades humanas que en ella se desarrollan. Para lograr que los beneficios  de Red Natura 2000 sean una realidad, es preciso que se planes de gestión de cada zona,  elaborados a partir de procesos de participación abiertos. En ellos, resulta imprescindible abrir canales para que puedan participar todos los actores implicados, lo cual posibilitará que se regulen adecuadamente las actividades que se llevan a cabo en las áreas protegidas por la red.

“Es necesario asegurar que se desarrollan e implementan bien los planes de gestión de estos espacios, así como que se establezcan programas de seguimiento que permitan evaluar la eficacia de los mismos y adaptarlos cuando sea necesario”, asegura Pep Arcos, responsable del programa marino de SEO/BirdLife.

Un 8% frente a un 30%

En el medio terrestre, la Red Natura 2000 presenta una extensa cobertura: representa cerca del 30% de la superficie terrestre en España. En comparación, la designación de espacios en el mar está muy rezagada. La Red Natura 2000 marina representa sólo el 8% del territorio marino español y, de hecho,  hace apenas dos años apenas llegaba al 1%.  En el camino, se ha pasado de proteger espacios pequeños y costeros a grandes áreas que se extienden hasta más allá de la plataforma continental, ampliando así la diversidad de hábitats y especies cubiertos por la Red. 

Trabajos previos

La designación de las 39 ZEPA y los 10 LIC marinos por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), es fruto del proyecto LIFE+ INDEMARES. En el caso de las ZEPA, se contó además con el  trabajo previo de identificación de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves marinas (IBA) desarrollado por SEO/BirdLife con fondos del programa Life.

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE