Lo que podemos aprender de las aves (sobre eficiencia energética) - SEO/BirdLife

Lo que podemos aprender de las aves (sobre eficiencia energética)

La energía mueve los ciclos de la naturaleza. Todo es energía y esta proviene del Sol, la fuente de vida que nutre a las plantas e inicia con ellas ciclo de la pirámide alimentaria que pasa por los herbívoros, por los grandes depredadores del reino animal y culmina en los descomponedores. La energía para los seres vivos es una cuestión tan vital que, de su correcto y eficiente uso, dependen incluso su propia supervivencia. Y en esto, los seres humanos no somos diferentes. Es más, tenemos mucho que aprender. Por ejemplo, de las aves, todas unas expertas en materia de eficiencia y ahorro energético.

Aislantes

Las gangas y ortegas, dos especies esteparias que soportan altísimas temperaturas en verano, se protegen del calor que desprende el suelo con un plumaje aislante. Esto podría recordarnos a la vestimenta de los turareg del desierto del Sahara.

Para protegerse del frío invernal, las aves acuáticas también hacen uso también del plumaje. En este caso, una gruesa capa de fino y aislante plumón les protege de las bajas temperaturas. De esta manera ahorran energía en vez de tener que aumentar su metabolismo, que les requeriría una búsqueda constante de alimento.

Energía solar

Siempre quedará el Sol como el gran “calefactor” que estimula a los seres vivos, así que algunas aves lo aprovechan simplemente para calentarse o para secar su plumaje extendiendo sus alas.

Otra estrategia energética que funciona en invierno para minimizar la pérdida de calor nocturno es compartir “dormitorio”. Por ello, es común en aves de pequeño tamaño que se agrupen para dormir y se apelotonen en lugares resguardados del viento. ¿Quién no ha visto las grandes bandadas de estorninos apiñadas en arboledas o aprovechando el calor que desprenden las grandes ciudades en invierno?

ganga

Ganga ibérica

Ahorro de agua

Las aves también saben «ahorrar» agua, pues este elemento no siempre abunda. Así, aquellas especies que viven en medios secos, en vez de un baño de agua se proporcionan un baño de arena. Es más, su metabolismo les permite no despilfarrar el agua de su cuerpo al evacuar el nitrógeno, haciendo lo que se conoce como orina «seca».

Y reciclaje

Las aves aprovechan y reciclan todos los recursos a su alcance. Por ejemplo, no saben lo que es desperdiciar materiales de construcción o alimento. Por ello, las colonias de gorrión molinero o moruno se establecen en los enormes nidos de cigüeña…O cuando un habitante deja su nido un nuevo inquilino ocupa su vivienda, como el hueco abandonado de los picapinos, que es aprovechado por otras aves para criar.

cigüeña2

Las necrófagas son especialistas en reciclaje y saben que todo el cadáver es aprovechable. Generalmente los buitres leonados comen partes más profundas del cadáver, los buitres negros más superficiales, y finalmente el quebrantahuesos aprovecha los huesos.

Todo es economía energética y gracias a ello la naturaleza sigue su curso.

 

Sin embargo, parece que el ser humano no tiene tan aprendida la lección. El calentamiento global, derivado de la emisión incontrolada de CO2 a la atmósfera, es ya la principal amenaza para la biodiversidad del planeta y, por extensión, para nuestra propia existencia. Para frenarlo, cada gesto cuenta y, de nuevo, casi todos tienen que ver con la energía. Se necesitan grandes medidas, que deben afrontar los Gobiernos, pero con pequeñas acciones en nuestro día a día  podemos aportar un pequeño (gran) grano de arena. En SEO/BirdLife nos aplicamos el cuento y, desde hace unos meses y gracias la colaboración desinteresada de muchos socios, hemos logrado ser 100% renovables a través de nuestro proyecto DeSEOSol

Por fin,
Consumimos electricidad renovable
Producimos nuestra propia energía
Participamos en una instalación fotovoltaica
Reducimos nuestro consumo energético

Y tú puedes hacer lo mismo.

¿Sabías que una auditoria de eficiencia energética en casa puede generarte ahorros de hasta el 45% al año? Podrías evitar que unos 2.300 kilos de CO2 se viertan a la atmósfera cada año.

Consumir energía 100% limpia es posible. Existen distribuidores como SOM Energia, con los que tienes garantizado que no habrá combustibles fósiles en tu factura. Puedes evitar que 2.400 kilos de CO2 lleguen cada año a la atmósfera.

También es posible autoconsumir. En SEO/BirdLife ya hemos instalado placas fotovoltaicas y los resultados son impresionantes. De media, puedes autoproducir hasta el 30% de la energía que consumes y ahorrar unos 3.700 kilos de CO2 en emisiones.

CABECERA_DeSEOsol-1

Y si no te es posible instalar placas en tu casa puedes participar en una planta fotovoltaica cooperativa. Por cada 1.000 euros invertidos, se ahorran 240 kilos de CO2 al año.

En SEO/BirdLife, siguiendo el ejemplo de las aves, decidimos ponernos manos a la obra. Empezamos por nosotros mismos pero queremos llegar más lejos. Por eso, te animamos a que conozcas nuestro proyecto DeSEOSol y a que nos ayudes a hacerlo más grande rellenado esta pequeña encuesta. Solo te llevará unos minutos.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE