El acuerdo de París está en tus manos, por Asunción Ruiz - SEO/BirdLife

El acuerdo de París está en tus manos, por Asunción Ruiz

Habemus acuerdo. La XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP21) concluía en París con un pacto histórico. Es justo reconocerlo. En el escenario de política internacional actual, conseguir que los 196 países presentes se comprometan con el clima es, al menos, emprender un colosal frente común ante un riesgo global. No debe menospreciarse París. El fracaso fue Copenhague.

Es cierto. El compromiso adolece de la concreción y de la ambición que -como representantes de la sociedad civil- reclamábamos a los líderes mundiales. Pero ahora es inexcusable reducir la emisión de gases de efecto invernadero y atender la protección de los ecosistemas como aliados imprescindibles en la lucha contra los efectos del calentamiento global.

No se discute. El acuerdo es a todas luces insuficiente, pero es también un grito mundial al unísono de ¡Manos a la obra!; es una sugerencia, una indicación o como quiera suavizarse que le susurra a los mercados un “no queda otra…”, “no todo vale…” y, sobre todo, una llamada a la justicia climática mundial con un eco ensordecedor.

 

El acuerdo es a todas luces insuficiente, pero es también un grito mundial al unísono de ¡Manos a la obra!

Tras París, arranca un nuevo motor energético que impulsará sin excusas otro modelo económico y social. No hay vuelta atrás. Eso sí, tenemos que llegar a tiempo y sólo el empuje de toda la sociedad moverá las posiciones de empresas y gobiernos a la velocidad que necesitamos.

Ahora toca actuar en consecuencia, con coherencia y con urgencia. Llevamos décadas reclamando responsabilidades sin desfallecer y hemos sufrido en nuestras carnes la frustración ante la lentitud para alcanzar acuerdos de mínimos y que estos luego se cumplan mínimamente. Sabemos de lo que hablamos…

¡Estaremos vigilantes! Debemos revertir los defectos y carencias del acuerdo de París: asegurar la transparencia y la verificación de los compromisos de reducción y las garantías de financiación después de 2020 para los países más vulnerables y pobres; incluir sectores como el aéreo y marítimo, fuera ahora de los objetivos de reducción (pese a suponer en su conjunto el 5% de las emisiones globales), y conseguir el final de la era de los combustibles fósiles, mediante su desinversión. Esta senda debe recorrerse y completarse mediante un marco fiscal justo a nivel internacional.

¡Seremos exigentes! La UE ya ha conseguido el objetivo de reducción de emisiones fijado para 2020. Esto demuestra que es posible alcanzar metas más ambiciosas. En marzo de 2016, el Consejo Europeo tratará el paquete de energía y cambio climático. Será un buen momento para subir el listón y aumentar los objetivos de reducción para 2030 del 40% al 55%. En España, apelaremos al nuevo Gobierno a cumplirlos, a actuar con sentido de Estado y a liderar dicha ambición en Europa. Somos el país europeo más vulnerable al cambio climático y, por suerte, contamos con sobrados recursos en energías renovables. Nos jugamos mucho.

Para todo ello, haremos pedagogía y presión a todos los niveles en los despachos de instituciones públicas y privadas.
Pero no nos engañemos, hace falta mucho más… No sólo necesitamos alcanzar acuerdos internacionales ambiciosos o conseguir leyes favorables para hacer frente al cambio climático. Es preciso que los “lobbies” económicos no hagan trampas y se salten las reglas del juego, ¿o alguien ha olvidado ya el caso Volkswagen? Aún así…

 

SEO/BirdLife en Madrid ya es 100% renovable. Y ahora tenemos que llegar más lejos…

 

¡Actuaremos con responsabilidad climática! Sí, necesitamos modificar nuestras pautas de pensamiento y de acción. En SEO/BirdLife la acción siempre ha fortalecido nuestra visión para contagiar a toda la sociedad civil en un incesante gota a gota. Y… estamos listos. Fuimos a París con los deberes hechos: nos habíamos auditado energéticamente, habíamos contratado suministro eléctrico con cooperativas de energías renovables, teníamos iluminación LED en nuestras oficinas… Y aún más, celebramos el inicio de la COP21 con el montaje de una instalación fotovoltaica de 3kW sobre la cubierta de nuestra sede. Un deseo hecho realidad gracias a la economía colaborativa, a casi 200 mecenas que se sumaron a nuestra ejemplarizante “bandada solar”. ¡Gracias por vuestro compromiso! Sí, SEO/BirdLife en Madrid ya es 100% renovable. Y ahora tenemos que llegar más lejos…

¡Implicaremos a los ciudadanos! Seremos más de utilidad pública que nunca ante un reto planetario y pondremos en bandeja a la sociedad civil las herramientas necesarias para ser parte del compromiso más vinculante, el de la ciudadanía. Pasemos de la preocupación a la acción, a las decisiones individuales. El verdadero motor que empujará el cambio de modelo. Seamos realistas, es muy posible que todo lo que los gobiernos puedan hacer contra el cambio climático no sea suficiente o sea demasiado importante para dejarlo sólo en sus manos. Necesitamos un verdadero compromiso ciudadano con el cambio climático. Afrontaremos esta lucha contigo.

¡Haremos bando! Lo necesitamos nosotros, nuestras aves y nuestra naturaleza. Como ciudadanos conservacionistas no podemos dar una larga cambiada a la lucha contra el cambio climático. España no puede ser el desierto de Europa.

¡Enfoquemos nuestros prismáticos! Seamos pajareros con ambición climática y consigamos una “bandada solar” con compromisos vinculantes de altos vuelos.

¡El acuerdo de París ahora está en tus manos!

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE