Pioneros del cine de naturaleza en España - SEO/BirdLife

Pioneros del cine de naturaleza en España

 

 

Por Marruecos (1932) es el título del primer documental de naturaleza filmado por un español. Se trataba de Guillermo Zúñiga, prácticamente el único cineasta especializado hasta la década de los 60, cuando se incorporaron otros como Bernabé, Trecu, Pons, Sarró y Fernández, y con ellos Félix Rodríguez de la Fuente. Doñana fue el punto de referencia de las filmaciones de naturaleza en aquellos tiempos.

 

Guillermo Zúñiga ty Teodoro Roa durante "El gran crucero" (1070) © Asecic

Guillermo Zúñiga ty Teodoro Roa durante «El gran crucero» (1070) © Asecic

El biólogo Guillermo Zúñiga puede considerarse el pionero del cine de la naturaleza en España.  Su “primer film visible para el público” fue realizado durante la expedición que llevaron a cabo los investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales al Atlas y región de Ketama, bajo la dirección de Cándido Bolívar. Se tituló Por Marruecos [1932],  pero no se conserva.

 

En 1935 presentó el documental La vida de las abejas en el Congreso Internacional de Entomología que se celebró en Madrid. Lo había realizado en una colmena construida con la ayuda de otros investigadores del museo, como Carlo Velo. Ese mismo año fue nombrado director de la sección de Cine Científico de la Expedición del Capitán Iglesias al Amazonas con el buque Ártabro. La misión no se llevó a cabo.

 

Durante su exilio en Argentina filmó Las abejas (1951), para lo que construyó una colmena similar a la utilizada anteriormente. Regresó a España en 1956 y fundó su propia productora, con la que rodó La aventura de Api (1964), de nuevo sobre la vida de los insectos sociales, pero en esta ocasión en forma de cuento.

 

Imagen obtenida durante las filmaciones de Guillermo Zúñiga sobre las abejas © Asecic

Imagen obtenida durante las filmaciones de Guillermo Zúñiga sobre las abejas © Asecic

Aquí se inició la colaboración con el joven cámara Teodoro Roa. Otras producciones de Zúñiga Films fueron Florinday el viento (1965), que muestra la lucha biológica contra los insectos nocivos; Un pequeño colonizador verde (1968), sobre la biología de los musgos; El mejillón en Galicia (1970); Guerra en el naranjal (1971); La mosca de las frutas (1971); Encinares (1973), en defensa de la dehesa; La lagarta (1974), y El agua en la vida (1974), sobre la importancia de preservar limpia el agua de los ríos. Estos documentales todavía hoy conservan su interés.

 

Asimismo trabajó como guionista y director de la unidad científica en El gran crucero (1970), de José G. Maesso, con Teodoro Roa de ayudante. Este largometraje de ficción cuenta con escenas de la biología del salmón. Aprovechando estas imágenes y otras cedidas por amigos se montó en 1991 El salmón en Asturias. En 1966 se fundó la Asociación Española de Cine Científico (Asecic), de la que Guillermo Zúñiga fue el principal impulsor y primer presidente.

 

Son escasas las producciones dedicadas al cine de la naturaleza hasta los años 60. Destacar las de Hermic Films en 1947 en el Aquarium de San Sebastián: Los pobladores del mar:Vertebrados e Invertebrados. Entre los documentales de NO-DO sobresalen Buzos y peces (1945), sobre la fauna submarina de la isla de Tabarca; Cetrería (1956) y La caza en España (1957), protagonizados por Félix Rodríguez de la Fuente; La Caprahispanica (1957), yY llegó la cigüeña (1961), sobre la biología de estas especies.

 

Los seis de Doñana

Los comienzos del estudio de las aves en España van ligados a una serie de figuras que formaron el núcleo fundador de la Sociedad Española de Ornitología y fueron pioneras en muchas áreas, también en la cinematografía.

Imagen de la filmación de Salvador Maluquer a las "pajareras" de Doñana (1955)

Imagen de la filmación de Salvador Maluquer a las «pajareras» de Doñana (1955)

Pollo de aguila imperial, filmado también por Salvador Maluquer en Doñana (1955)- maluquer 04

Pollo de aguila imperial, filmado también por Salvador Maluquer en Doñana (1955)

 

Doñana se convirtió en el punto de referencia en el desarrollo de las filmaciones de la naturaleza. Las primeras imágenes conservadas fueron tomadas en las “pajareras” de La Algaida el 15 de junio de 1955 por el ornitólogo barcelonés Salvador Maluquer. Dos días más tarde rodó los primeros planos de un pollo de águila imperial.

Los estudios iniciales de José Antonio Valverde sobre la futura Estación Biológica llamaron la atención del británico

 

GuyMountfort. En la expedición que realizó a Doñana en 1956, contó con un equipo de cinematografía dirigido por Lord Alanbrooke. De acuerdo con el libro resumen, impresionaron “50.000 pies de película cinematográfica en color”. Filmaron por vez primera la cerceta pardilla y obtuvieron “magníficas secuencias” de águilas, alcaudones y abubillas, además de un festín de buitres.

 

En sus memorias, Valverde recordaba a quienes trabajaron desde mediados de la década de 1960 por el Coto de Doñana:

“Desfilaron muchos excelentes fotógrafos extranjeros, pero los más importantes por su impacto en el ulterior desarrollo de la fotografía animal en España fueron los seis que se

José Antonio Valverde (1970) © Archivo personal de José Antonio Valverde

José Antonio Valverde (1970) © Archivo personal de José Antonio Valverde

ganaron el meritorio título de fotógrafos de Doñana, al demostrar que anteponían la seguridad de sus modelos a su éxito personal. Fueron Rafa Trecu y Paco Bernabé, vascos; José Ramón Pons y Arturo Sarró, catalanes; Juan Antonio Fernández, sevillano, y Alejandro Torés, castellano”.

 

 

 

 

Marismas, buitres, cigüeñas…

Paco Bernabé y Rafa Trecu, dos vascos pioneros de la fotografía y las filmaciones en Doñana © Archivo personal de José Antonio Valverde

Paco Bernabé y Rafa Trecu, dos vascos pioneros de la fotografía y las filmaciones en Doñana © Archivo personal de José Antonio Valverde

A partir de 1964, Francisco Bernabé y Rafael Trecu, de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, realizaron Las Marismas del Guadalquivir (1966), El Águila Imperial (1967), El Águila Culebrera (1967), Rapaces (1967), Buitres (1968), Doñana (1969), Navarra Agreste (1971), Marismas de La Mancha (1976) y Bosques ibéricos (1980).

 

 

 

En esta imagen puede percibirse la altura del andamio donde se instalaron Paco Bernabé y Rafa Trecu para la filmación en Doñana

En esta imagen puede percibirse la altura del andamio donde se instalaron Paco Bernabé y Rafa Trecu para la filmación en Doñana

 

 

Arturo Sarró dirigió Flamencos y Moritos en la Isla de Buda (1961), Animales del Zoo de Barcelona (1961), Aves del Delta del Ebro (1962), Lagunas y Corrales (1967), Buitres (1968) y Marisma Viva (1970), estas tres últimas en Doñana, y Sierra Viva (1972), sobre la ornitofauna de Monfragüe. Entre 1972 y 1973, José Ramón Pons elaboró un documental sobre el parque de Doñana en cada estación, Doñana en Otoño, Invierno, Primavera y Verano.

 

Juan Antonio Fernández rodó El alcotán (1968), La nidificación (1969), Piedra viva (1972) y Alcornoque número 189 (1972), sobre la importancia de este árbol en la vida de Doñana. También colaboró con la BBC como asesor técnico y protagonizó Some of mybestfriends are vultures (1977) [Algunos de mis mejores amigos son buitres]. Además publicó Doñana (1974), un libro de fotografías en color, y dos guías del parque nacional, en 1974 y 1982.

 

En la primavera de 1968 se celebraron en Jerez las Primeras Jornadas Nacionales de Ornitología. Complementando las ponencias, conferencias y estudios, se proyectaron películas

José Ramón Pons filmando en Doñana con la Beaulieu, la mítica cámara de cine profesional de 16 mm.

José Ramón Pons filmando en Doñana con la Beaulieu, la mítica cámara de cine profesional de 16 mm.

“altamente interesantes” como Expedición al Banco de Arguín en Mauritania, de Arturo Sarró; De la Vida de los Buitres y Aves de Doñana, de Francisco Bernabé y Rafael Trecu; Algunas Aves de Doñana, de Arturo Sarró y José Ramón Pons; Aves de la Alta Marisma, de Carlos Melgarejo; Algunas Aves de España Oriental, de Antonio Cano; En el Nido de la Cigüeña Negra, de Francisco Bernis, y Alas y Garras, de Félix Rodríguez de la Fuente.

Al finalizar las jornadas se otorgaron premios a las mejores “películas, pinturas y fotografías”. Entre los documentales, la “Copa donada por el Ministro de Información  y Turismo y 5.000 pesetas” fueron a parar a Arturo Sarró y el “premio de 5.000 pesetas” a los amigos vascos.

 

En 1970, Álvaro Lion Depetre realizó para NO-DO Primavera en Doñana, con fotografía de Ángel Gómez. Las imágenes del águila imperial fueron cedidas por Juan Antonio Fernández Durán. Este documental cuenta con el testimonio de José Antonio Valverde.

 

En el Nido de la Cigüeña Negra fue realizada por la Cátedra de Vertebrados de la Facultad de Ciencias de Madrid, bajo la dirección de Francisco Bernis, con José Miguel Rey Salgado como “cameraman”. Este tipo de películas servían para impartir docencia universitaria ya en la década de 1960.

 

De El Cid a El hombre y la tierra

Félix Rodríguez de la Fuente había protagonizado algunos documentales de NO-DO, y en 1961 enseñó el manejo de los halcones a Charlton Heston y otros actores de la película El Cid. Intervino gracias a su amistad con José Luis de la Serna, asistente del productor Samuel Bronston en España.

 

Félix Rodríguez de la Fuente, en primer plano, con Francisco Bernis (con sombrero) © Archivo personal de Francisco Bernis

Félix Rodríguez de la Fuente, en primer plano, con Francisco Bernis (con sombrero) © Archivo personal de Francisco Bernis

Aunque Félix no sabía mucho de técnica cinematográfica, los dos amigos crearon en 1964 Natura Films. Su primer documental fue Señores del Espacio (1965). A partir de 1966 se comercializó un largometraje que llevó por título El Maravilloso Mundo de los Pájaros, que poco tiempo después se convirtió en Alas y Garras, pero tuvo graves problemas de distribución. Se dividió en tres partes, Historia de una Perdiz, un nuevo montaje de Señores del Espacio y Castillos y Halcones.

Félix también realizó una película sobre dos aventureros que cruzaron España en LandRover por caminos rurales, y otras sobre la trashumancia, la caza de ballenas en las Azores, las costumbres de los bosquimanos y los pigmeos, la cueva de Tito Bustillo, etc. En 1972 montó Safari, rodada en parques nacionales africanos.

 

A partir de 1973 comenzó el rodaje de la mítica serie de televisión El hombre y la tierra, con Teodoro Roa como director de fotografía. Primero se realizaron los capítulos de Venezuela, más tarde los de fauna ibérica, para finalizar con los de Canadá. Pero esta historia ya es conocida…

 

Este artículo, realizado por Fernando Camarero, de la Asociación Española de Cine e Imagen Científicos (Asecic) aparece publicado en el último número de la revista Aves y naturaleza (sección: Cuaderno de identificación). 

Colección completa de Aves y naturaleza.

La versión digital del nº 17 de Aves y naturaleza ofrece, además, en exclusiva para los socios de SEO/BirdLife, la primera filmación de “las pajareras” de Doñana y de un pollo de águila imperial, realizada por Salvador Maluquer en 1955. Si eres socio, accede desde aquí.

Para acceder a todos los contenidos de la revista Aves y naturaleza, en su versión digital o impresa, hazte socio aquí.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE