El ‘calvario’ de las aves en el Mediterráneo: 10 millones muertas al año ilegalmente - SEO/BirdLife

El ‘calvario’ de las aves en el Mediterráneo: 10 millones muertas al año ilegalmente

SEO/BirdLife, junto a 26 socios de BirdLife International en la región mediterránea además de Georgia, está llevando a cabo por primera vez una revisión científica completa sobre la muerte ilegal de aves en la región mediterránea. Los resultados preliminares muestran que al menos 10 millones de aves mueren ilegalmente en el Mediterráneo cada año, incluyendo muchas especies amenazadas o en declive.

 

Un petirrojo muerto tras caer en un 'parany'. ©SEO-BirdLife

Un petirrojo muerto tras caer en un ‘parany’, uno de los métodos de captura ilegal de aves que se practica en España y que consiste en el uso de pegamento para que caigan atrapadas. ©SEO-BirdLife

 

El informe, en elaboración ahora mismo, reúne información ya existente y datos nuevos sobre los lugares donde se produce con mayor frecuencia la muerte ilegal de aves, así como las prácticas más utilizadas y el número de ejemplares muertos de cada especie. Este análisis exhaustivo de ámbito pan-Mediterráneo proporcionará una visión general del alcance y la escala del problema y será un punto de partida para elaborar un plan de prioridades y llevar a cabo acciones para evitarlo. Los resultados definitivos serán presentados en los próximos meses.

Una de las últimas reuniones de trabajo conjunto tuvo lugar en Madrid el pasado febrero, bajo la organización de SEO/BirdLife y con el título de itulado Monitoring illegal killing and trapping of birds in the Mediterranean.. Se reunieron representantes de 30 países del entorno mediterráneo, además de técnicos del Convenio Internacional sobre Especies Migratorias (CMS), AEWA (Agreement on the Conservation of African-Eurasian Migratory Waterbirds), IMPEL (European Union Network for the Implementation and Enforcement of Environmental Law).

Persecución de todo tipo

La muerte ilegal de aves en todo el Mediterráneo comprende una amplia gama de delitos: disparos, captura, recolección de huevos o crías, envenenamiento y otras muchas formas no permitidas. A todo esto hay que sumar las muertes y capturas que ocurren en los períodos en que está prohibido hacerlo y el uso de métodos ilegales como el envenenamiento de determinadas especies o la captura de especies protegidas. Las motivaciones que hay detrás son muy diferentes y tienen muchas particularidades nacionales y locales. Algunas actividades están vinculadas a los beneficios económicos e, incluso, en algunos países, al crimen organizado. Otras tienen relación con una deficiente educación y sensibilización ciudadana.

Pero por tristes y preocupantes que resulten estas evidencias no debemos perder de vista tampoco la perspectiva general. Eso es lo que explica Ariel Brunner, responsable de Políticas de BirdLife International, haciendo ver que por mala que sea la situación ésta ha mejorado respecto a tiempos pasados: “Europa nunca ha sido tan segura para las aves silvestres como lo es hoy, y los niveles de persecución de las aves son menores que las observadas hace 30 años. Gran parte de la mejora es gracias a una de las piezas más exitosas de la legislación europea: la Directiva de Aves. En un momento en que esta legislación histórica está bajo el punto de mira, es importante recordar el camino que hemos recorrido”.

 

Otras vías de trabajo de SEO/BirdLife

 

El análisis del alcance y volumen de la muerte ilegal de aves no es la única vía de trabajo contra el crimen ambiental que impulsa SEO/BirdLife. Precisamente, el pasado febrero se celebraba también en Madrid el I Taller Europeo contra el Crimen Ambiental, auspiciado por SEO/BirdLife y el partner británico de BirdLife, la Royal Society for the Protection of Birds (RSPB).

En virtud de un proyecto de la Dirección General de Justicia de la Unión Europea, “vamos a elevar una propuesta a los convenios internacionales para que incluyan en sus hojas de ruta y planes de acción un desarrollo homogéneo de la vía penal en materia de crimen ambiental”, explicaba Juan Carlos Atienza, director de Conservación de SEO/BirdLife, a la agencia Efe.

“La mayoría de los países de la UE no son conscientes de la magnitud de la caza ilegal en sus países”, añade Atienza, “son delitos muy complicados porque se llevan a cabo en el campo y sin testigos, y sólo cuando las ONG aportamos datos se dan cuenta de que el problema es mucho mayor de lo que pensaban”.

En la misma línea se expresaba Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife: “Estamos orgullosos de liderar esta iniciativa, apoyada por la Dirección General de Justicia de la UE, para unificar criterios, fortalecer la persecución de los críimenes ambientales y fortalecer la aplicación de la Directiva. Con la ayuda de nuestros socios de BirdLife ofreceremos herramientas para que los expertos en derecho tengan mejores herramientas para defender nuestro bien y nuestro derecho común, que es el medio ambiente”.

En esa línea de trabajo, SEO/BirdLife y sus las organizaciones ‘hermanas’ de BirdLife en Italia y Grecia llevan a cabo el proyecto Leaving is living o Volar, viajar, vivir para combatir la muerte ilegal de aves en el Mediterráneo.

Respecto a la muerte ilegal de aves, la importante revisión científica que BirdLife International está llevando a cabo servirá de base para establecer las prioridades de conservación de las aves migratorias. Además, proporcionará la información necesaria para poner en marcha una hoja de ruta que permita presionar para que haya acciones políticas que eviten el drama que sufren las aves.

BirdLife International promueve el diálogo con las organizaciones de cazadores, los gobiernos y los convenios internacionales para alcanzar soluciones hechas a medida de los países y regiones afectados. Las soluciones deben tener en cuenta las sensibilidades económicas, sociales y políticas. Todo esto permitirá llevar a cabo un control de los cambios en el tiempo y la capacidad de evaluar el impacto de las medidas de conservación, incluyendo la Directiva Aves de la UE, el Convenio de Berna, el  Convenio Internacional sobre Especies Migratorias (CMS), AEWA (Agreement on the Conservation of African-Eurasian Migratory Waterbirds) y Raptor MOU.

BirdLife utilizará la información recopilada como base para un futuro programa de inversión que apoyarán los miembros de la organización internacional en su batalla contra la matanza ilegal de aves.

 

ALGUNAS LECTURAS INTERESANTES

 

Newsweek: En febrero de 2015 la revista internacional Newsweek dedicaba un largo y bien documentado reportaje a la caza ilegal de aves en países del Este de Europa como Serbia, Rumanía y Croacia.

neewsweek

 

BirdLife International: El número de marzo de 2015 de BirdsEye, el nuevo boletín mensual de BirdLife Interrnational, recoge numerosos artículos de diversos partners de la organización sobre la muerte ilegal de aves en Europa.

 

birdseye

 

National Geographic: En julio de 2013, el novelista y birdwatcher estadounidense Jonathan Franzen publicaba un amplio reportaje en National Geographic sobre la muerte ilegal de aves en el Mediterráneo, con el título Last song for migrating birds.

 last song

 

 

 

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE