Conservación de los océanos: una de cal y una de arena - SEO/BirdLife

Conservación de los océanos: una de cal y una de arena

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se celebra el domingo 8 de junio, SEO/BirdLife quiere recordar los recientes logros en materia de conservación del medio marino, que auguran una mejora en el estado de nuestros mares. Entre estos logros cabe destacar:

  • La propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) de 39 nuevas ZEPA y nueve LIC marinos (más otro inminente) fruto del proyecto LIFE+ INDEMARES, que sumarán cerca de 70.000 km2 y multiplicaran por ocho la actual superficie marina de Red Natura 2000 en España. La aprobación de la propuesta está prevista para finales de verano, tras lo cual quedará elaborar de planes de gestión para estos espacios.
  • La aprobación de la reforma de la Política Pesquera Comunitaria (PPC) y del nuevo Fondo Europeo Marítimo  y de Pesca (FEMP), que ponen como puntal la conservación, tanto de los recursos pesqueros como del resto de componentes del ecosistema. Y, ligado a esta reforma, los primeros pasos hacia la implementación del Plan de Acción europeo para reducir las capturas accidentales de aves marinas, uno de los problemas más graves para este grupo tan amenazado.
  • El desarrollo de las Estrategias Marinas de España, que tras concluir su primera fase (evaluación inicial y definición de objetivos ambientales), entra ahora a diseñar los programas de seguimiento necesarios para evaluar el estado de conservación de nuestros mares.
  • La revisión de la estrategia de conservación de la pardela balear, el ave más amenazada de Europa, así como la previsible elaboración de estrategias para otras aves marinas amenazadas.

 

Barco arrastrero en el fondo y embarcación de arte menor en primer plano. ©Pep Arcos

Barco arrastrero en el fondo y embarcación de arte menor en primer plano. ©Pep Arcos

Pese a este clima de optimismo, hay que poner un contrapunto. Por un lado, porque la mayoría de estos avances están en fase de desarrollo y no han pasado de la teoría a la práctica. Y, en segundo lugar, porque en otros frentes se está viviendo un retroceso en material de protección del medio marino, amparado por la ley o aprovechando los vacíos o ambigüedades de ésta.

Así, la ley de costas ha representado un paso atrás para la protección del litoral y el derecho público frente al privado. Al amparo de ésta, por ejemplo, surgen iniciativas de privatización de dudosa legalidad, como la propuesta de reconvertir los faros de parajes naturales protegidos y altamente sensibles en hoteles de lujo (Tagomago y Sa Conillera en Baleares).

Otro tema de gran impacto mediático actualmente es el de las prospecciones petrolíferas, con proyectos en Canarias y en varios puntos del Mediterráneo español. En un contexto mundial en el que el modelo basado en la explotación de hidrocarburos está condenado a desaparecer, no tiene sentido que España apueste por poner en riesgo su patrimonio natural y las actividades económicas que de él dependen, todo ello en pro de un dudoso beneficio, al tiempo que veta el desarrollo de las energías renovables y promueve un modelo de consumo energético desenfrenado. Bien de pocos, mal de muchos.

También es destacable el impacto de los recortes sobre los programas de seguimiento y conservación de especies y hábitats, que cada vez son más escuálidos pese a que las estrategias marinas deben promover su refuerzo. Entre los afectados, la ya citada pardela balear, que pese a su grave estado de conservación (se prevé que al ritmo actual se extinga en poco más de medio siglo) sigue siendo víctima de depredadores introducidos en sus colonias de cría y de la pesca (capturas accidentales, un problema también para los pescadores) en el mar, sin que exista un buen seguimiento de sus poblaciones y amenazas.

En resumen, avanzamos por el buen camino en muchas líneas, pero cuesta pasar del papel a la realidad, y al mismo tiempo retrocedemos escandalosamente en otros frentes. 

 

 

 

 

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE