Un informe destaca las especies de fauna silvestre que más se han recuperado en Europa - SEO/BirdLife

Un informe destaca las especies de fauna silvestre que más se han recuperado en Europa

En los últimos 50 años la fauna silvestre ha experimentado una generalizada recuperación en Europa. El pigargo europeo, el castor euroasiático y el bisonte son algunas de las 37 especies más favorecidas, según un informe recién publicado por BirdLife international, la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL), European Bird Census Council (EBCC) y Rewilding Europe. El estudio concreto sobre las aves ha correspondido a BirdLife International, la coalición de ong de conservación de 120 países del mundo de la que forma parte SEO/BirdLife como único representante español.

 

Pelícano ceñudo en el lago Kernini (Macedonia). Esta especie ha experimentado un aumento del 289% entre 1994 y 2012 ©

Miembros de estos organismos científicos y conservacionistas han trabajado con expertos de toda Europa para reunir información sobre la distribución y abundancia de una lista de especies que habían disminuido alarmantemente o que habían llegado a estar en estado crítico desde el año 1960. El informe resultante, Wildlife Comeback in Europe (La vida silvestre retorna en Europa), describe las causas que han llevado a la recuperación de 19 aves y 18 mamíferos en el ultimo medio siglo en el continente europeo, así como los lugares donde se ha producido esta mejora. El informe destaca que las lecciones aprendidas en la conservación de estas especies podrían extrapolarse para recuperar otras también amenazadas.

Lista con especies ibéricas

De este listado, algunas especies de aves están muy presentes en España, como la malvasía cabeciblanca, la cigüeña blanca, la espátula, el cernícalo primilla, el halcón peregrino, el milano real, el quebrantahuesos, los buitres negro y leonado, la grulla común o la endémica águila imperial ibérica. Entre los mamíferos, el rebeco pirenaico, el ciervo común, el lobo y el oso pardo también están presentes en la península Ibérica. Con respecto al lince ibérico el informe señala que su población ha disminuido gravemente desde el año 1960, pero ha mejorado ligeramente en la última década gracias a los planes de recuperación de la especie.

 

 

Grulla comun en el lago Hornborga, Suecia ©Stefano Untherthiner

Fuera de nuestras fronteras, el pigargo europeo, una de las mayores rapaces del mundo, ha experimentado una impresionante recuperación a partir de su dramático declive y extinción en muchos países entre 1800 y 1970. Gracias a su protección legal, la población europea ha pasado de menos de 2.500 parejas en 1970 a 9.600 en 2010, y ha recolonizado parte de su antigua área de distribución en el centro y norte de Europa.

 

 

Otro ejemplo es el bisonte europeo, el mayor herbívoro del continente, extinguido en estado salvaje a principios de siglo XX debido su caza y la pérdida de hábitat. Tras un programa a gran escala de cría en cautividad y reintroducción, sus poblaciones se han estabilizado en áreas del centro y este de Europa, con poblaciones afianzadas en Polonia y Bielorrusia. Ahora su población total roza los 3.000 individuos.

 

Las Directivas y la Red Natura 2000 funcionan

Chistina Leronymidoy, técnico de BirdLife International, destaca los esfuerzos conservacionistas realizados en Europa: “La conservación funciona y las especies pueden recuperarse si tomamos decisiones correctas. En este estudio hemos analizado 19 especies europeas y hemos dilucidado, de media, un incremento del 5%. El crecimiento o declive depende de las medidas de conservación que tomemos, por ello nuestros esfuerzos deber perdurar”

 

Asimismo, Ariel Brunner, responsable de política europea de BirdLife, explica: “Los casos estudiados de mejora de especies apoyan décadas de esfuerzos de conservación en Europa. Una buena legislación como las Directivas de Aves y de Hábitats han conducido a una mejor regulación de la caza, de las especies y los espacios protegidos, y a una mayor inversión en conservación. Ello muestra que con recursos suficientes y esfuerzos apropiados las especies pueden recuperarse, incluso estando al borde de la extinción”.

 

En esta línea, Gerben-Jan Gerbrandy, miembro del Parlamento Europeo comenta: «Este informe muestra, en primer lugar, la increíble capacidad de recuperación de la naturaleza. Además, resalta la importancia de la política europea en esta dirección: las Directivas de Aves y de Hábitats, la Red Natura 2000 y la Directiva Marco de Agua acreditan su efectividad para favorecer esta impresionante recuperación de especies. La mejora de la vida silvestre en Europa trasciende la protección ambiental porque estas especies representativas crean oportunidades únicas para el desarrollo rural. Creo firmemente que las inversiones inteligentes en naturaleza crean grandes oportunidades económicas y continuaré trabajando con fuerza en Bruselas para que la recuperación del medio natural europeo sea una realidad”.

 

 

Experiencia extrapolable

Espátula común ©Markus Varesvu

Jonathan Baillie, director de ZSL, ha recalcado: “Es esencial que celebremos y aprendamos de los grandes éxitos en conservación. Este estudio nos ayudará a entender las intervenciones y condiciones que pueden ser necesarias para que un amplio abanico de especies experimenten similares recuperaciones”.

 

“La fauna se recuperará si se lo permitimos, y este estudio muestra la manera de hacerlo”, ha comentado Frans Schepers, director general de Rewilding Europe. “Con una continua y potente protección legal, con el impulso activo de las poblaciones de fauna existentes y las reintroducciones para recuperar especies casi extinguidas, combinado con un mayor respeto hacia la vida salvaje, conseguiremos que a estas especies les siga la recuperación de otras más”.

 

Datos con cautela

La recuperación de la fauna no se limita a las especies presentadas en este estudio. Hay muchas más que muestran patrones similares de recuperación. Sin embargo, a pesar de la mejora de este impresionante número de aves y mamíferos, la biodiversidad, en su conjunto, se está perdiendo. Por ello los expertos advierten de que los resultados del estudio deben revisarse en el contexto de un largo declive histórico. Para carnívoros como el lince euroasiático o el lobo, y muchas especies de aves, como el milano real, tanto en su distribución y abundancia habían disminuido drásticamente desde mediados del siglo XX. La mejora de la fauna silvestre debe por tanto valorarse con cautela, ya que muchas especies aún no han alcanzado los niveles necesarios que aseguren la sostenibilidad de poblaciones.

 

Además, como explica Eduardo de Juana, presidente de SEO/BirdLife, en su tribuna del último número de la revista Aves y naturaleza, resulta difícil dejarse llevar por el triunfalismo, porque en un mundo globalizado como el nuestro los impactos sobre el medio ambiente ocurren en todas partes y, en ocasiones, a larga distancia. El consumo en una parte del planeta puede deberse a la explotación de recursos en el otro extremo:

 

“Una de las cosas que mejor caracterizan al globalizado mundo actual es que los países ricos, como a pesar de todo sigue siendo España, exportamos nuestra huella ecológica a otros países en conjunto con mayor biodiversidad, pero con problemas de conservación mucho más graves y capacidad menor de enfrentarlos. Vivimos en una especie de ilusión, en una nube: aquí en el primer mundo nos tranquiliza ver cómo los ríos están cada vez más limpios, las masas forestales crecen o las especies más amenazadas como el oso o el águila imperial se recuperan, pero tendemos a olvidar el ritmo atroz al que desaparecen biomas enteros por culpa de nuestras demandas de productos como la soja, el aceite de palma, el caucho o, últimamente, los biocarburantes. En lo que pagamos por ellos no se incluye, ni de lejos, todo lo que se destroza para producirlos”, escribe el presidente de SEO/BirdLife en su artículo de la revista Aves y naturaleza.

 

Las especies estudiadas en el Wildlife Comeback in Europe han sido:

Entre las aves: ánsar piquicorto, barnacla cariblanca, cinsne cantor, malvasía cabeciblanca, cigüeña blanca, espátula común, pelícano ceñudo, cernícalo primilla, halcón sacre, halcón peregrino, milano real, pigargo europeo, quebrantahuesos, buitre negro, buitre leonado, águila imperial ibérica, grulla común y charrán rosado.

Entre los mamíferos: bisonte europeo, íbice, cabra montés, rebeco (spp. norteña y sureña), ciervo, corzo, alce euroasiático, jabalí, chacal dorado, lobo, lince ibérico, lince euroasiático, glotón, foca gris, foca común , oso pardo y castor europeo,

 

El informe completo puede descargarse aquí

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE