SEO/BirdLife marca 50 ejemplares de diferentes especies de aves en 2013 - SEO/BirdLife

SEO/BirdLife marca 50 ejemplares de diferentes especies de aves en 2013

  • En 2013, SEO/BirdLife y sus colaboradores han equipado con emisores nueve milanos reales, cinco águilas calzadas, seis carracas, tres aguiluchos cenizos y 26 cigüeñas blancas.
  • Las aves han sido marcadas por toda España como parte del programa Migra que lleva a cabo SEO/BirdLife con el apoyo de la Fundación Iberdrola y que acumula ya 260.000 localizaciones de 178 ejemplares de 18 especies de aves.
  • El trabajo ha sido posible gracias a la ayuda de más de 100 colaboradores, como ornitólogos, grupos locales de SEO/BirdLife, agentes ambientales y técnicos de la Administración.

Charrán común marcado con un geolocalizador por SEO/BirdLife  ©Juan Bécares

Las águilas calzadas (Aquila pennata) que crían en los montes de Castilla recorren miles de kilómetros para invernar en las sabanas del Sahel, en áreas abiertas de pastos y acacias; las carracas (Coracias garrulus) del centro de España atraviesan África de norte a sur por distintas rutas para acabar reuniéndose entre Bostwana y Zimbabue, compartiendo el hábitat con elefantes y jirafas; los abejeros europeos (Pernis apivorus), que en verano anidan en robledades del Sistema Central, pasarán el invierno escondidos en densas selvas de Liberia y Sierra Leona; los carriceros tordales (Acrocephalus arundinaceus) dejan las zonas húmedas de España y, con sus apenas 30 gramos de peso, recorren 3.000 kilómetros para acogerse al calor de Mali y Burkina Faso; los charranes comunes del Mediterráneo abandonan las zonas donde anidan, como el delta del Ebro, y se marchan al banco del Sahara, a pescar peces en el caladero tan frecuentado por la flota española.

 

Estas son algunas de las novedades que ha aportado el seguimiento con las últimas tecnologías de satélite de decenas de especies de aves marcadas en los últimos años dentro del programa Migra, que lleva a cabo SEO/BirdLife con el apoyo de la Fundación Iberdrola, y que acumula ya 250.000 localizaciones de 171 ejemplares de 18 especies de aves. El objetivo es llegar a conocer los movimientos, rutas migratorias, áreas de invernada y movimientos dispersivos de todas las especies de aves presentes en España.

 

En este momento pueden verse sobre los mapas de la aplicación www.migraciondeaves.org los desplazamientos de todas estas aves. Se pueden apreciar ahora mismo los movimientos de alimentación que están realizando en sus territorios de cría y los primeros desplazamientos previos a la migración hacia áreas con abundante alimento. Ahora se inicia el espectacular fenómeno de la migración y muchos de los ejemplares marcados viajarán a zonas en África distantes entre 2.000 y 10.000 kilómetros de sus nidos.

 

Para calibrar el alcance científico de este trabajo hay que tener en cuenta que no se conocen las áreas que utilizan en sus migraciones e invernada la mayoría de las especies de aves presentes en España. Muchas de ellas son migratorias y pasan más tiempo del año fuera del territorio español que dentro; y hay otras que son teóricamente sedentarias y de las que se conocen sus nidos, pero no se sabe qué hacen cuando están fuera del periodo reproductor y alejadas de sus puntos de cría en España. «Llegar a cubrir todo este vacío de información es vital para el conocimiento y conservación de las aves, pues ayuda a detectar áreas importantes para ellas y a conocer otros parámetros que pueden permitir tomar medidas adecuadas para la gestión del territorio y las especies», afirma Javier de la Puente, técnico de SEO/BirdLife vinculado al programa Migra.

 

Como explica De la Puente, «el programa Migra y su aplicación online son herramientas clave para la difusión de los movimientos migratorios de las aves, que es uno de los fenómenos de la naturaleza más espectaculares». Gracias al seguimiento realizado por el programa Migra, por ejemplo, se han observado comportamientos muy diferentes dentro de una misma especie. Una cigüeña blanca marcada en Madrid en la primavera de 2012 pasó el siguiente invierno alimentándose en un vertedero y durmiendo cada noche en una gravera inundada a sólo 70 kilómetros de su nido. Otra, marcada en La Rioja, voló a 3.400 kilómetros para invernar en Senegal.

 

Los marcajes del año 2013

Este año 2013, SEO/BirdLife inició el trabajo con los amenazados milanos reales (Milvus milvus) en Aragón y Castilla y León; después con cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) en Extremadura y luego por toda España, y los dos últimos meses se ha centrado en la carraca europea, el águila calzada y el aguilucho cenizo (Circus pygargus) por toda la geografía española. En fechas recientes se han equipado con transmisores todo tipo de ejemplares, desde una carraca en el extremo nororiental de España en los Aiguamolls de l’Empordà en Girona, a un águila calzada en Murcia o un aguilucho cenizo en Badajoz. En total se han marcado 49 ejemplares.

 

Ejemplares marcados en el marco del programa Migra en 2013

 

Uso de las últimas tecnologías

Hace ya casi un siglo que se inició el marcaje de las aves con anillas para estudiar sus movimientos migratorios, pero este método, a pesar de su validez para el estudio de las poblaciones, tiene una serie de limitaciones, ya que no permite conocer el recorrido completo de las aves.

Ahora, el avance de la ciencia aporta nuevas tecnologías que permiten utilizar sistemas de seguimiento mucho más precisos y con más información que el anillamiento. Los nuevos sistemas de marcaje establecen la localización del ave varias veces al día durante varios años, por lo que permiten conocer cuánto tiempo permanecen exactamente en sus áreas de cría e invernada, cuándo inician su migración, por dónde la realizan y qué velocidades y altitudes alcanzan. Además en muchos casos los dispositivos envían vía satélite o vía GSM las localizaciones en forma de coordenadas precisas que están disponibles casi en tiempo real para muchas aves.

 

Los sistemas de seguimiento también indican cómo los agentes meteorológicos, el relieve del terreno, los mares o el desierto condicionan sus movimientos y qué puntos y hábitat utilizan para reponer energía en sus migraciones. Todo ello aporta una tremenda gama de conocimientos que permitirán trabajar mejor en su conservación. A ello ha contribuido el avance tecnológico, que ha permitido alcanzar una miniaturización extrema de los aparatos, que pesan entre 0,6 y 70 gramos. Hay que tener en cuenta que un ave no puede ser equipada con un equipo que exceda un 3%-5% de su peso. Por ello, durante mucho tiempo, fue imposible marcar especies de pequeño tamaño. Ahora, sin embargo, ha sido posible equipar incluso a aves como la golondrina o el ruiseñor común de 15-20 gramos de peso. Los sistemas se montan con una especie de mochila sobre la espalda del ave que no supone molestia para su vida normal. Están diseñados de tal modo que, pasado un tiempo prudencial, se desprenden solos y de forma segura para el ave.


Marcaje de una carraca europea en Segovia ©Javier de la Puente

Un trabajo posible gracias a los colaboradores

En este trabajo ha resultado fundamental el apoyo de numerosos colaboradores en las diferentes áreas geográficas. Más de un centenar de ornitólogos, grupos locales de SEO/BirdLife, agentes ambientales o forestales y técnicos de la Administración han ayudado en el control y búsqueda de los ejemplares a capturar y marcar en la naturaleza y en la preparación del trabajo de campo para asegurar el éxito en la captura y marcaje de las aves. Sin su ayuda no se habría podido trabajar en áreas geográficas tan distantes y con especies tan diferentes. La colaboración de otras entidades y su apoyo es fundamental. La Junta de Extremadura, el Gobierno de La Rioja, la Fundación Biodiversidad, el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) y Cigüeña Suiza apoyan el proyecto y cooperan con SEO/BirdLife en el marcaje de aves con emisores. Otras entidades como GREFA, la Universidad de Alicante o el Parque Nacional de Cabañeros ceden información de más ejemplares marcados al proyecto.

 

Programa Migra

El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Con esta tecnología puede conocerse la fecha de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año.

www.migraciondeaves.org

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE