Los recortes en ciencia básica no potenciarán la innovación en España - SEO/BirdLife

Los recortes en ciencia básica no potenciarán la innovación en España

  • El presidente del Comité Científico de SEO/BirdLife firma un artículo en la revista Science abogando por que España haga un esfuerzo mayor en I+D y no detraiga fondos de la investigación básica

 

La revista Science publica en su edición del viernes 14 de junio un artículo sobre la situación de la I+D en España firmado por tres investigadores, entre ellos Mario Díaz, presidente del Comité Científico de SEO/BirdLife.

 

SEO/BirdLife es una entidad científica y conservacionista fundada en 1954 para la conservación y estudio de las aves y sus hábitats. Como muestra de su vocación científica, SEO/BirdLife publica la revista Ardeola, la única revista de ornitología en España incluida en el ISI Journal Citation Report®, el ranking internacional de referencia para las publicaciones científicas sometidas a proceso de peer review.

 

Además, SEO/BirdLife cuenta desde 2001 con un Comité Científico, formado actualmente por 14 ornitólogos españoles de reconocido prestigio que asesoran a la organización en proyectos de seguimiento y conservación y velan por el rigor científico de los trabajos que se llevan a cabo.

 

El contenido del artículo publicado en Science

El artículo de Science critica el negativo efecto que está causando el recorte de fondos destinados a investigación en España. El texto está firmado por  Luis Santamaría, presidente de la Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología en España; Mario Díaz presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) y Fernando Valladares, presidente de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET). Según los autores, al final del siglo XX la suma de factores históricos y una financiación escasa hacía que España fuera un país rezagado en ciencia e innovación. Durante la primera década de este siglo, nuevos programas de reclutamiento y el aumento de la financiación crearon, por primera vez, una profunda diferencia. Numerosos científicos formados fuera del país se incorporaron a su sistema de I+D, multiplicando su producción y calidad. Entre 1998 y 2008, el gasto en I+D+i se triplicó, causando la duplicación de su producción científica, calidad científica e innovación (véase gráfico adjunto).

 

La reciente crisis financiera redujo el gasto en I+D+I drásticamente, haciéndolo retornar a los niveles de hace 10 años. Además, los planes recientes del Ministerio de Economía, ahora a cargo de la política española de I+D+i, se centran en “podar” el sistema español de I+D+i y redirigir los fondos públicos hacia I+D+i privada, basada en objetivos empresariales. Esta política está basada en dos elementos: (1) la percepción, correcta, de que el nivel de innovación y transferencia de conocimiento no satisface aún las necesidades de nuestro país, y (2) la percepción, errónea e influenciada por la confrontación partidista, de que la calidad científica y la innovación no han mejorado tanto como la producción científica durante la década que precedió a la crisis.

 

En lugar de crear una dicotomía innecesaria entre investigación básica e innovación, las políticas públicas deberían abordar los factores clave que limitan la mejora de ambas. Las políticas de investigación debería centrarse en reducir los trámites burocráticos necesarios para obtener y gastar los fondos de I+D+i, proporcionar apoyo institucional para la internacionalización y corregir la falta de meritocracia en el sistema de recursos humanos. Las políticas de innovación deberían centrarse en introducir incentivos eficaces para atraer inversiones privadas, ligar la inversión pública en el sector privado a programas de seguimiento y evaluación (que limiten tanto la infrautilización del gasto presupuestado como el desplazamiento del gasto privado por gasto público) y apoyar las frágiles sinergias existentes entre los sectores privado y público. Estas mejoras deberían complementar, en lugar de reemplazar, la mejora sostenida del gasto en I+D+i, una medida indispensable si España quiere evitar ser desbordada por el gran esfuerzo y progreso en I+D+i de las economías emergentes.

 

Gasto en I+D+I, producción, calidad e innovación científica

 

Evolución del gasto en I+D+I (GERD), producción científica (número de publicaciones), calidad científica (número de publicaciones en las revistas Science y Nature) e innovación (número de patentes TPF), entre 1996 y 2010, en España. Fuentes de datos: Web of Knowledge y OCDE.

 

Esta información está basada en los contenidos del artículo “Dark Clouds over Spanish Science”, publicado en la sección “Policy Forum” de la revista Science.

 

Filiaciones:

Mario Díaz es presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC (Madrid, España).

Luis Santamaría es presidente de la Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología en España (AACTE) e investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, Mallorca, España).

Fernando Valladares es el presidente de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET) e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC (Madrid, España).

 

 

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE