Una especie desconocida - SEO/BirdLife

Una especie desconocida

 

Muy común, pero desconocida 

 

pardelacenicienta_5_pep-arcos

Una de las aves marinas más comunes de nuestro país, aunque también amenazada, con una población que supera las 40.000 parejas, es la pardela cenicienta. Para muchos resulta una gran desconocida, debido a su hábitos estrictamente marinos. Por si fuera poco, cuando se acerca a tierra para criar espera la oscuridad de la noche, pasando inadvertida con mayor facilidad.

Presenta dos subespecies, una en el Mediterráneo, donde ocupa casi toda su cuenca, y otra en el Atlántico -restringida a Canarias, Madeira, Azores y algunos puntos de la costa atlántica ibérica-. El archipiélago canario alberga el grueso de la población española, con más de 30.000 parejas, seguido de Baleares, Chafarinas y otros islotes mediterráneos. Recientemente también se ha descubierto un pequeño grupo reproductor en Galicia.

 


 

Viajera consumada

varios_gps_caldiov2

Sus alas largas y complexión ligera le permiten aprovechar los vientos y volar rozando las olas sin aparente esfuerzo. Ello la convierte en una gran viajera. Durante el periodo de cría recorre con asiduidad los cientos de kilómetros -pueden llegar a mil- que separan sus colonias de las zonas marinas más productivas, donde se alimenta de pequeños peces pelágicos, cefalópodos y otros organismos marinos.

Puesto que estos viajes suelen durar días o incluso semanas, predigieren el alimento y lo convierten en una pasta aceitosa y muy energética, con la que ceban a los pollos a su regreso. Las colonias aparecen ubicadas en lugares tranquilos e inaccesibles libres de depredadores terrestres: huras, cuevas  y grietas en islotes y acantilados marinos.

Entre noviembre y febrero, fuera del periodo reproductor, las pardelas cenicientas abandonan las áreas de reproducción y se desplazan hasta el Atlántico sur, donde se alimentan en las ricas aguas de Argentina, Sudáfrica y Namibia. Durante la migración se pueden observar miles de estas aves en puntos estratégicos del litoral, especialmente en el lado africano del estrecho de Gibraltar, frecuentado cada otoño por más de medio millón de aves en paso. SEO/BirdLife ha puesto al descubierto miles de kilómetros del viaje marino realizado por varias decenas de ejemplares marcados, cuyos detalles pueden verse en la web del programa Migra.

www.migraciondeaves.org

 


 

Aves muy longevas

 Las pardelas en general son aves muy longevas, que pueden vivir hasta más de 50 años; en el caso de la cenicienta existen registros constatados de hasta más de 30 años. Se reproducen una sola vez al año, a veces cada dos o tres, y sólo ponen un huevo, lo que les hace muy sensibles a cualquier cambio en el medio que afecte a su supervivencia, como las capturas accidentales en artes de pesca, ya que no crían con suficiente velocidad para contrarrestar tal impacto.

El hecho de ser depredadores situados al final de la cadena trófica marina hace que también les afecte directamente cualquier presión hacia las presas de las que se alimentan.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE