El Congreso vota una reforma de la Ley de costas que desprotege el litoral y ‘privatiza’ los bienes públicos - SEO/BirdLife

El Congreso vota una reforma de la Ley de costas que desprotege el litoral y ‘privatiza’ los bienes públicos

 

  • Para SEO/BirdLife, el Proyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral, que reforma la Ley de Costas de 1988, debilita la protección del litoral y pone bienes públicos al servicio de intereses privados 

  • El texto se vota hoy en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso sin que se hayan tenido en cuenta las alegaciones de las ONG ambientalistas

 

SEO/BirdLife lamenta que el Gobierno siga adelante con una reforma de la Ley de Costas que desprotege el litoral, pone bienes públicos al servicio de intereses privados y se lleva a cabo desoyendo a la sociedad civil y los criterios técnicos y científicos. La reforma de la Ley de Costas se someterá hoy a votación ante la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, sin haber atendido a las objeciones presentadas por las ONG ambientalistas y las enmiendas de diversos grupos parlamentarios de la oposición. Previsiblemente el texto saldrá adelante sin cambios, dada la mayoría parlamentaria de los grupos que han apoyado la reforma.

 

SEO/BirdLife considera que la reforma modifica y reduce los tres pilares básicos de la protección del litoral: el dominio público marítimo terrestre (DPMT), las servidumbres para proteger este dominio y el plazo de las concesiones de ocupación, que se extienden de30 a75 años y además permiten su transferencia inter vivos. La nueva ley se plantea como una mejora dela Leyde Costas de 1988, considerando que “toleraba resultados inaceptables medioambientalmente”. Pero el nuevo texto no soluciona las indefiniciones de la anterior ley, salvo a la hora de garantizar la propiedad privada por encima del uso común con la excusa de conseguir una “mayor seguridad jurídica”.

 

Falta de rigor técnico

De hecho en muchos aspectos se mantienen o incrementan las indefiniciones. En opinión de SEO/BirdLife la propuesta adolece de falta de rigor técnico y concreción en aspectos que repercutirán negativamente sobre el medio ambiente y sobre el bien público. Desde el punto de vista de SEO/BirdLife, algunos de los puntos más graves son:

El documento deja fuera del Dominio Público Marítimo Terrestre a las salinas, de gran valor para las aves y la biodiversidad en general.

  • No se definen criterios objetivos ni se justifica convincentemente la reducción de las servidumbres de 100 a 20 metros, en los márgenes de los ríos hasta donde sean sensibles las mareas, es decir en las rías.

  • Se alargan las concesiones hasta un máximo de 75 años y se permite la transferencia de las mismas inter vivos.  Todo ello da pie a la plena inserción del Dominio Público Marítimo Terrestre en el mercado.

  • Se desatiende al carácter dinámico de la costa, especialmente ante la actual amenaza de cambio climático. No propone ningún tipo de política enfocada a prevenir, solventar o minimizar este grave problema.

  • No se explica por qué determinados núcleos urbanos quedan excluidos del Dominio Público Marítimo Terrestre sin más.

Pese a las objeciones planteadas por SEO/BirdLife y otras entidades conservacionistas, el gobierno ha hecho oídos sordos y ha avanzado con el proyecto de Ley sin apenas cambios sobre el borrador. No ha apostado por la protección del litoral y sus valores naturales, ni por los derechos de toda la población. La nueva Ley no produce una mejora ambiental, social y económica de la costa y un beneficio para todos los ciudadanos, sino que tan sólo revierte en beneficio de algunos interesados. Se trata de una reforma que tiene más carácter ideológico que técnico y que se apropia de bienes públicos para ponerlos al servicio de intereses económicos, fomentando una visión del medio ambiente y propiciando un nuevo desarrollismo en áreas del litoral que hasta ahora se habían librado de la especulación. SEO/BirdLife critica también que la tramitación de la ley se haya llevado a cabo por un procedimiento acelerado y limitando el proceso normal de debate democrático.

Para Asunción Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife, “la nueva Ley de Costas no se ha realizado por y para la defensa del bien común, pues recorta un bien público, blinda concesiones privadas y añade riesgos financieros y jurídicos al Estado”.

 

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE