SEO/BirdLife espera que la Justicia esté a la altura del trabajo ejemplar de los miles de voluntarios del Prestige - SEO/BirdLife

SEO/BirdLife espera que la Justicia esté a la altura del trabajo ejemplar de los miles de voluntarios del Prestige

  • Tras la catástrofe provocada por la mala gestión del Gobierno, SEO/BirdLife puso en marcha un operativo que movilizó a miles de voluntarios que desarrollaron labores de limpieza de playas y recogida de aves

 

  • Se registraron un total de 23.181 aves petroleadas en las costas españolas, portuguesas y francesas, ascendiendo la estima a 230.000 ejemplares afectados por el fuel

 

 

Han tenido que pasar 10 años para que se celebre el juicio de una de las catástrofes ambientales más importantes en nuestro país. 10 años que no pueden hacer olvidar la gran respuesta social que hizo posible que la catástrofe no fuera aun peor, y que demostró, que la responsabilidad civil estuvo por encima de la mala gestión que los responsables del Ejecutivo llevaron a cabo tiñendo todo de negro.

 

“El esfuerzo, dedicación y entrega de los miles de voluntarios, de las administraciones locales, de las organizaciones conservacionistas, del mundo científico…. del movimiento civil que sobrecogió a todo el país, no puede quedar vacío de justicia. Ahora es el momento y no vamos a dejar de pedirla”, afirma Asunción Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife.

 

El accidente

El 13 de noviembre  de 2002, el petrolero Prestige se averió con 77.000 toneladas de fuel pesado en sus tanques, hundiéndose seis días después a120 millas de la costa coruñesa y a3.500 metros de profundidad. Desde ese momento hasta enero de 2003, cuatro mareas negras sucesivas arribaron a las costas galegas, afectando posteriormente a Asturias, Cantabria, País Vasco y Francia.

 

Hasta el momento del hundimiento (19 de noviembre) se estimó que el buque había derramado unas 16.884 Tm (Comité Científico Asesor, 2003); y en el momento del hundimiento y días posteriores, el buque derramó unas 46.000 toneladas más (La Voz de Galicia de 27 de agosto de 2003), puesto que el fuel que permanecía en el pecio no se solidificó, en contra de lo previsto por las autoridades. Además, se constató la existencia de catorce grietas por las que se vertían al mar 125 Tm de fuel al día (Comité Científico Asesor, 2003). Pese al sellado de estas grietas, el fuel continuó fluyendo del orden de 1-2 Tm. al día hasta mediados de agosto de 2003.

 

Actuación de SEO/BirdLife

Desde el miércoles 13 de noviembre de 2002, SEO/BirdLife paralizó su actividad para centrar todos sus esfuerzos, recursos humanos y económicos en dar respuesta a la catástrofe. Los contactos inmediatos se establecieron con el Grupo Ibérico de Aves Marinas (GIAM) así como con BirdLife International y algunas organizaciones conservacionistas de ámbito nacional.

 

Envió escritos al conselleiro de Medio Ambiente de Galicia, a Salvamento Marítimo y ala Subdirección Generalde Seguridad Marítima, poniéndose a su disposición, y avisó al IFAW (International Fund for Animal Welfare) para que desplazara un equipo de emergencias desde Estados Unidos, ante la sospecha de que el petrolero podría partirse en dos en cualquier momento.

 

A partir del 19 de noviembre, cuando se hundió el Prestige, la coordinación de miles de voluntarios fue gestionada desde SEO/BirdLife que creó un equipo de coordinación; una oficina de emergencia; un operativo de recogida de aves en las playas; elaboró y distribuyó protocolos de manejo de aves y análisis post-mortem; creó un centro de rescate en Cantabria; además de analizar y evaluar los datos del impacto y coordinarse con las administraciones públicas y demás organizaciones conservacionistas.

 

En el informe Impacto de la marea negra del “Prestige” sobre las aves marinas” de SEO/BirdLife se recoge toda la información y se dan los resultados del impacto sobre las aves marinas.

 

Entre el 16 de noviembre de 2002, cuando se recogió el primer ave petroleada, hasta el 31 de agosto de 2003, se registraron en las costas españolas, portuguesas y francesas 23.181 aves (6.120 vivas y 17.061 muertas) correspondientes a más de 90 especies.

 

De las 6.120 aves recogidas vivas que fueron atendidas en los distintos centros de recuperación habilitados para su rescate, se consiguió liberar, hasta el 31 de agosto de 2003, 604 ejemplares correspondientes a 34 especies.

 

10 años después

Ahora está en manos de la justicia el desastre ambiental, social y económico que supuso el Prestige. Desde SEO/BirdLife queremos recordar y dar voz a los miles de ciudadanos que ensuciaron sus manos para limpiar una marea provocada por una mala gestión que no puede quedar impune”, concluye Asunción Ruiz.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE