El caso concreto del comercio electrónico en Internet - SEO/BirdLife

El caso concreto del comercio electrónico en Internet

Si la venta de cualquiera de las especies animales de las que nos hemos ocupado hasta ahora, tiene lugar a través de Internet, deberá cumplir los requisitos que para cualquier «mercancía» se establecen en la normativa vigente sobre comercio electrónico, es decir, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico en España (LSSICE), la Ley 34/2002, de 11 de julio, que entró en vigor en octubre del 2003, y la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del comercio minorista, modificada por la Ley 1/2010, de 1 de marzo.

Está normativa recoge una serie de requisitos, que implican que la página web contenga una serie de datos obligatorios a publicar en la website:

 

  • Nombre o denominación social (nombre y apellido en caso de empresario autónomo).
  • Domicilio social de la empresa, dirección de la residencia en caso de profesionales. En su defecto la dirección de alguno de los establecimientos permanentes en España. (domicilio particular en caso de empresario autónomo).
  • Dirección de correo electrónico.
  • Número de Identificación Fiscal.
  • Los datos de inscripción en el Registro Mercantil o profesional correspondiente según se trate de una empresa o un profesional (los autónomos no titulados no deben realizar ningún registro).
  • Si se trata de prestadores de servicios que realizan actividades necesitadas de autorización administrativa previa, deben informar de los datos relativos a dicha autorización y deben identificar al órgano administrativo de su supervisión.
  • Si la actividad del prestador de servicios consiste en el ejercicio de una actividad de las denominadas regladas, deben incluir los datos del Colegio profesional, título académico o profesional y Estado expedidor u homologador de esa titulación, así como las normas profesionales aplicables al ejercicio de esa profesión y la forma en que puedan conocerse esas normas.
  • Los códigos de conducta a los que está adherido y la forma de consultarlos electrónicamente.
  • La LSSICE también establece la obligación de incluir, en la página Web, información genérica para facilitar el contacto de los usuarios y las administraciones públicas con el prestador del servicio.

 

La ausencia de esta información -independientemente de lo que vendan- es en cualquier caso, denunciable. Si los datos están, pero nos ofrecen dudas sobre su posible veracidad, podemos recurrir a webs independientes que tengan un buscador de empresas, como por ejemplo www.e-informa.com o www.nomefio.es. Cualquiera de estos buscadores debe darnos un resultado positivo si escribimos el nombre de la empresa o su CIF. En caso negativo podremos deducir que la información de la empresa vendedora es incorrecta, y por lo tanto están realizando ventas de manera ilegal.

Related Posts
X
HAZTE SOCIO/A SUSCRÍBETE